Domingo 29 de Noviembre de 2020

15°

EL CLIMA EN CONCORDIA

INTERNACIONAL

29 de diciembre de 2017

29/12/2017: Rusia, China, Kim e Irán, los desafíos de 2018 para Trump

El magnate criticó a Pekín porque, a escondidas, sigue vendiéndole petróleo a Norcorea.

Washington (EFE, AP y ANSA) - La política exterior estadounidense seguirá marcada en 2018 por "la creciente presión" sobre Corea del Norte, las "pobres relaciones" con Rusia y la "rivalidad y difícil cooperación" con China, admitió ayer el canciller norteamericano Rex Tillerson.

En un artículo que publicó en el periódico The New York Times, el jefe de la diplomacia puntualizó que el auge de Pekín como poder económico y militar requiere que "evaluemos de manera cuidadosa cómo gestionar nuestros lazos bilaterales para los próximos 50 años".

Respecto a Pyongyang, la Casa Blanca continuará buscando "su aislamiento internacional", a fin de "forzarlo a entablar negociaciones serias dirigidas a que abandone su programa nuclear y de misiles balísticos".

En este conflicto, consideró clave el papel de China, principal interlocutor y socio del díscolo país stalinista, para que ejerza "su decisiva influencia económica".

"Si bien ha aplicado ciertas penalizaciones, puede y debe hacer más", planteó casi premonitoriamente, pues el presidente Donald Trump tuiteó ayer duras críticas contra el "gigante amarillo" tras haber salido a la luz imágenes satelitales que mostraron a un buque de la potencia asiática vendiéndole petróleo a Norcorea en alta mar, al menos 30 veces desde octubre pasado, violando así las sanciones votadas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Estoy muy decepcionado. Fueron agarrados con la manos en la masa. Nunca habrá una solución amistosa al problema si esto persiste", agregó el mandatario republicano.

EL KREMLIN

En el capítulo destinado al Kremlin, Tillerson sostuvo que "no albergamos ilusiones ante el tipo de régimen con el que nos enfrentamos. Hoy tenemos unas pobres relaciones con un país que ha resurgido invadiendo a sus vecinas Georgia y Ucrania, además de socavar la soberanía de naciones occidentales interfiriendo en nuestras elecciones y en la de otros".

"Aunque estamos en guardia contra sus agresiones, reconocemos que necesitamos trabajar juntos donde nuestros intereses mutuos se entremezclan", puntualizó en clara referencia a la guerra civil en Siria.
Precisamente en dicho escenario, estalló otra pelea: su par ruso, Serguei Lavrov, aseveró que las tropas del Pentágono deberán irse del convulsionado país árabe "apenas hayan sido completamente derrotados los grupos terroristas que operan allí".

De este modo, rechazó de forma tajante "el sorpresivo planteo" de Washington de que sus militares permanecerán en la zona caliente "hasta que se encuentre una solución política".

NO SE OLVIDAN DE TEHERAN
En cuanto a Irán, Tillerson advirtió que "debemos confrontar la totalidad de sus amenazas", entre las que mencionó "los incumplimientos de sus compromisos de misiles balísticos y sus actividades de desestabilización en la región".

Según medios de prensa estadounidenses, Trump sopesa "aniquilar" el histórico acuerdo sobre el programa atómico de Teherán, firmado en 2015 por los ayatolás y las potencias mundiales.

COMPARTIR:

Comentarios