Sábado 17 de Abril de 2021

DEPORTES

5 de abril de 2018

05/04/2018: River extravió la claridad y la frescura

Si bien fue más que Independiente Santa Fe, no pudo sostener el buen juego y encima le faltó efectividad. El equipo de Gallardo hizo un aceptable primer tiempo, pero en el complemento se nubló, salvo un tramo que encabezó Juan Quintero. El Millo quedó con dos puntos en el Grupo 4 de la Copa Libertadores.

Nunca se gana en la víspera, tampoco con el nombre y menos con la actualidad. Todo lo que aparece simple, la Copa Libertadores lo transforma y las autopistas asfaltadas se convierten en sendas angostas e irregulares. Por eso River debió conformarse con igualar sin tantos con Independiente Santa Fe, de Colombia, en el Monumental de Núñez.

El bajón que alarmaba y que amenazaba con derribar todo lo edificado parece haber quedado atrás. Con juego, jerarquía, carácter y reacción, River fue saliendo del pantano, puso los pies en tierra firme y empezó a reconocerse. Marcelo Gallardo fue tomando decisiones, desde pruebas y razonamientos elaborados, hasta dar con un once que más o menos se atreve a ser el ideal. Así le ganó a Boca, así venció a Defensa y Justicia y así esperó al alicaído Independiente Santa Fe de Bogotá. Claro se trataba nada menos que de la Copa Libertadores, la principal asignatura del Millo 

River no salió a pasarlo por arriba a su rival, pero ejerció el dominio casi absoluto en los primeros tramos, pero nada era simple a la hora de hilvanar juego ante un mediocampo robusto y con congestión de tránsito. De todos modos, el equipo de Gallardo fue encontrando alguna senda para lastimar, sobre todo con las apiladas del Pity Martínez y el cambio de ritmo que implementó Enzo Pérez, ya que apareció un par de ocasiones por la derecha, ganando la espalda del lateral.

Así, un centro del mendocino encontró la mano salvadora de Zapata, Pinola sacó un remate desde fuera del área que se fue tirándole besos al horizontal y hasta Mora anduvo cerca con un exquisito tiro libre.

No la pasaba mal, pero tampoco asomaba como el equipo avasallante. Entonces casi en el cuarto de hora, el Muñeco tomó decisiones y mandó a la cancha a Juan Quintero y a Nacho Scocco. Y sin perder tiempo, el colombiano dejó solo a Pratto para que ajusticiara a Zapata, pero el Oso tuvo puntería y le dio un lindo pelotazo a un defensor.

Pero como siempre sucede, el arquero también tiene que poner su sello, sino no vale. Por eso Armani fue llamado y apareció, ya que sacó una pelota de gol. River fue perdiendo frescura, el equipo colombiano siguió raspando y nada cambió.

COMPARTIR:

Comentarios