Domingo 29 de Noviembre de 2020

27.2°

EL CLIMA EN CONCORDIA

POLITICA

12 de junio de 2018

12/06/2018: Confirman el procesamiento del "El Madoff argentino" por la mayor estafa del país

La Cámara Federal confirmó la medida con prisión preventiva del empresario Enrique Blaksley Señorans y de otros tres miembros de la empresa Hope Funds SA, quienes habían sido procesados por damnificar a 318 ahorristas en lo que se cree que es la mayor estafa en la historia del país.

La Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos con prisión preventiva del empresario Enrique Blaksley Señorans, conocido como "El Madoff argentino", y de otros tres miembros de la empresa Hope Funds SA, quienes habían sido procesados por damnificar a 318 ahorristas en lo que se cree que es la mayor estafa en la historia del país.

Con la firma de los jueces Martín Iruzun y Leopoldo Bruglia, la Cámara Federal rechazó ayer los planteos de la defensa de Blaksley Señorans (53) y de los otros tres imputados, su cuñado y gerente administrativo de Hope Funds, Federico Dolinkué (46); el encargado de formar las sociedades en el exterior, Alejandro Miguel Carozzino (37), y la gerente comercial, su cuñada Verónica Vega (43).

Las defensas de los cuatro imputados habían apelado los procesamientos y las prisiones preventivas firmados por la jueza federal María Servini, como así también los altos embargos de sus bienes que habían recibido, lo cuales habían sido considerados "infundados, exorbitantes y desproporcionados".

Los camaristas entendieron que la resolución de Servini "ha sido correctamente fundada a través de una secuencia lógica que concluyó en la convicción, con un grado de probabilidad positiva, acerca de la materialidad de los hechos y de la intervención de los imputados".

Respecto a la prisión preventiva de los cuatro imputados, esta misma cámara ya había rechazado en mayo pasado un pedido de excarcelación ante el peligro de fuga, de entorpecimiento de la investigación y porque en caso de recaer condena en su contra, la pena en expectativa es superior a los ocho años de prisión.

Los camaristas consideraron ahora que las condiciones "no han variado" desde entonces y que "los extremos señalados por la magistrada como generadores de riesgos procesales aparecen verosímiles y suficientes".

Sobre el embargo, los jueces Irurzún y Bruglia entendieron que "resultan adecuados y ajustados".
En el procesamiento, Servini había tenido en cuenta el enorme capital involucrado, estimado en miles de millones de pesos argentinos y dólares, y les trabó embargos millonarios: Blaksley fue embargado en 3.000 millones de pesos; Dolinkué en 1.833 millones de pesos; Carozzino en 2.767 millones de pesos; y Vega en 2.767 millones de pesos.

De esta manera, los cuatro imputados seguirán detenidos por el delito de "asociación ilícita, estafas reiteradas en al menos 318 oportunidades, lavado de activos de origen ilícito y captación de ahorros no autorizada agravada por haber sido cometido mediante oferta pública".

Para Servini, "de lo actuado hasta el momento, surge que Blaksley, con la colaboración de Carozzino, Dolinkue y Vega montó una estructura empresarial compleja que se destinó tanto a la defraudación de privados, como del fisco nacional".

"Esa organización se implementó de tal manera que también permitió la reinserción y puesta en circulación en el mercado financiero, dando apariencia de licitud al dinero mal habido", sostuvo la jueza, y remarcó que "se creó una estructura por intermedio de la cual defraudó a un sinnúmero de personas por montos de dinero multimillonarios".

Para la jueza, Blaksley "con las sumas dinerarias confiadas, amplió aún más esa estructura, mediante la inversión en diferentes emprendimientos y la creación de nuevas sociedades, muchas de las cuales eran y son sólo cáscaras, es decir, sociedades con nombre y capital social, pero sin funcionamiento alguno".

El fallo destacó que, en un principio, el titular de Hope Funds cumplió con el compromiso asumido en los contratos y de esa manera se ganó la confianza de sus clientes, quienes a su vez promocionaban a la empresa, sin saber lo que en verdad ocurría en ella y les acercaban nuevos interesados.

Blaksley fue detenido el 10 de abril pasado y, tras ser indagado, fue trasladado a la cárcel de Ezeiza, donde permanece alojado en un pabellón junto a otros presos por casos de corrupción.
Fuentes de la investigación aseguraron que Carozzino también continúa alojado en el mismo pabellón que su jefe Blaksley, Vega se encuentra en la cárcel de mujeres de Ezeiza y Dolinkué se halla en el penal de Marcos Paz.

COMPARTIR:

Comentarios