1 de julio de 2018
01/07/2018: Es imprescindible que el Gobierno no intente controlar el tipo de cambio
Ante la expectativa inflacionaria es previsible que la tendencia del mercado a comprar más dólares determine que continúe la devaluación del peso lo cual no es necesariamente malo.

Armando Ribas

La crisis del equilibrio del tipo de cambio ha producido una reversión de las expectativas económicas argentinas. El hecho de la reciente reinserción de Argentina como país mercado emergente ha también contribuido a esa reversión y la Bolsa incrementó los precios un un promedio del 6%.

Igualmente esa tendencia ha sido influenciada por el acuerdo con el FMI que incluye un préstamo de u$s 50.000 millones. O sea la crisis se percibe como una solución, pues lamentablemente las noticias al respecto del aumento del precio del dolar han ignorado el hecho de que ese proceso lo que produjo fue la recuperación del tipo de cambio de paridad.

Ante esta realidad nos encontramos nuevamente ante la expectativa de la problemática existente con antelación a la devaluación del peso, que ha sido considerada como una crisis. Insistimos en que hay que olvidar la teoría de que es la devaluación la que genera inflación. De incluir esa tesis en la política a seguir en el próximo semestre para intentar reducir la inflación, se provocaría nuevamente la revaluación del peso. Ya he insistido permanentemente en que el factor determinante de la inflación argentina en los últimos años ha sido la expansión del gasto público.

Volviendo entoces al tipo de cambio, es imprescindible que no se intente controlarlo, pues ello causaría nuevamente la revaluación del peso. Si la inflación en la segunda mitad del año continúa la tendencia de los primeros seis meses alcanzaría al 32,85%. Por tanto, de mantenerse la paridad actual, el peso al final del año estaría nuevamente revaluado.

EL MEMORANDUM

Hasta ahora en el acuerdo con el FMI no está clara cual es la política a seguir. La Carta del Acuerdo fundamentalmente propone objetivos pero no los instrumentos de la política a seguir para lograrlos. No se explicita la forma de reducir el déficit del presupuesto a 2,7% del PBI y consecuentemente no define la baja del gasto público. Y con respecto a la baja de la inflación se insiste en la política monetaria, tal como lo había propuesto Sturzenegger.

Consecuentemente de un día para el otro parece haberse revertido la visión favorable de la economía argentina y el dolar volvió a subir. Igualmente se revirtió la situación de la Bolsa de Comercio y los precios de las acciones cayeron.

El cambio de presidente del Banco Central no parece haber cambiado la tendencia política anterior de considerar que la devaluación es causa de la inflación. Así, Luis Caputo dijo que se esperaba más inflación causada por lo que denominara corrida cambiaria. O sea que se persiste en no reconocer que la corrida cambiaria fue la recuperacion del tipo de cambio de paridad, que como antes dije en diciembre pasado el peso estaba revaluado un 41%.

Ante la expectativa inflacionaria es previsible que la tendencia del mercado a comprar más dólares determine que continúe la devaluación del peso.

Insisto: con respecto a la evolución del tipo de cambio disiento en considerarlo una crisis, sino que por el contrario lo considero un hecho fundamental para lograr el equilibrio de la economía argentina. En diciembre pasado cuando el tipo de cambio era de $ 17,6 por dólar, el peso se encontraba revaluado en un 41%. Y esa situación era imprescindible corregirla para evitar el crecimiento del décicit comercial argentino que en virtud de la sobrevaluación del peso en los primeros cinco meses del año había alcanzado u$s 4.691 millones que representa dos veces y media el registrado en igual período del año pasado.

Es posible no obstante que dada la seguridad jurídica alcanzada por la política nacional y complementada con el acuerdo con el FMI y las relaciones de Macri con Trump y otros países europeos y con Brasil y Chile faciliten un aumento de la inversión, que es el requisito fundamental del crecimiento económico. Igualmente la recuperación del tipo de cambio de paridad habrá de tener un impacto favorable en la inversión en el sector agrícola.

En ese sentido sería importante que el gobierno en lugar de considerar públicamente que la devaluación entraña una crisis, la debe considerar como un factor favorable de la política económica para lograr la recuperación del equilibrio de la economía argentina. No obstante esa realidad, la última información oficial muestra una caída de la economía argentina y una tendencia depresiva de stagflation.

LA TASA

El otro factor preponderante de la política respecto de la inflación y la politica monetaria es la tasa de interés. Al respecto voy a insistir en la importancia del pensamiento de George Gilder, que escribió: "Antes o después los liberals americanos como los laboristas briánicos van a descubrir que las restricciones monetarias son una forma maravillosa de destruir al sector privado dejando al gobierno incólume y ofreciendo pretextos para nacionalizar la industria. Dado que el gobierno se ha convertido en un factor de producción, la única forma de disminuir su impacto en los precios, es reduciendo su tamaño o incrementando su productividad".

Lamentablemente no existen datos para conocer el nivel del gasto público consolidado (Nación y provincias). Pero como bien había señalado Milton Friedman, "sin reducción del gasto, la reducción nominal de impuestos meramente disimula más que reduce la carga". Y dicho sea de paso recordemos igual la teoría de Laffer conforme al cual la rebaja en el nivel de los impuestos aumenta la recaudación.

Por supuesto también tenemos que tener en cuenta el impacto de la tasa de interés cuando supera la tasa de retorno del capital. Según la última información el Banco Central ha subido la tasa de interés al 47%. Si la inflación siguiera la tendencia de los primeros seis meses, en el año alcanzaría al 32,85%. La tasa real de interés alcanzaría al 10% anual. Si la inflacion en el año se redujera al 25%, la tasa real de interés alcanzaría al 17,6%. Tasa que sería destructiva para el sector privado, como lo señala George Gilder. Pero pasando al dolar es importante insistir en la necesidad de ajustar el tipo de cambio de acuerdo a la inflación.

En la actualidad la situación es diferente. Si tomamos en cuenta las tasas de interés pasivas y activas correpondientes al mes de diciembre pasado, todas serían negativas en términos reales. Y por otra parte si tomamos en cuenta la devaluación del peso, el equivalente en dólares de esas tasas tambien serían negativas. La situación es algo diferente respecto a algunas tasas activas tales como los Adelantos en Cuenta Corriente y los Préstamos Personales que fueron 34,14% y 42,1% respectivamente. Ello explica que los préstamos al sector privado aumentaron entre diciembre del 2017 y marzo del 2018 un 14,65%.

CONCLUSIONES
 
Hemos visto que la situación es compleja en la que existen factores negativos y factores positivos. El factor negativo por antonomasia sigue siendo el nivel del gasto público. Al respecto parece ser que Macri ha tomado conciencia y por ello está intentando pactar con los gobernadores para reducir el gasto provincial. Por otra parte si el gasto no lo aumenta por encima del presupuestado en los próximos meses, el gasto nacional se reducirá en términos reales y también respecto al nivel del PBI.

Otro aspecto importante es reconocer que la devaluación lejos de constituir una crisis es un factor fundamental en el proyecto de reducir el desequilibrio económico argentino. Tambien es un factor favorable la visión externa de La Argentina, la que determina una mayor probabilidad de incrementar la inversión extranjera. Por supuesto es importante que esa inversión no sea financiera que puede tender a revaluar el peso sin producir un aumento del crecimiento económico.
Otro factor importante favorable es el préstamo del FMI.

La financiación del déficit fiscal con moneda extranjera tiene un efecto favorable, pero también depende de la política a seguir al respecto. La entrada de capitales reduce la necesidad de expandir la oferta monetaria, por tanto evita el efecto inflacionario de la misma. Pero al mismo tiempo es importante que no se use para evitar la devaluación del peso. Es importante que de acuerdo con el éxito relativo en la reducción de la inflación el tipo de cambio se mantenga en esa línea y no insistir en la política de evitar la devaluación como instrumento para reducir el nivel de precios. 

Y por último todo parece indicar que la Argentina tiene hoy una mejor imagen externa que internamente. Es un hecho evidente que superar políticamente la inminencia negativa del peronismo ha sido y aparentemente continúa pareciendo un proyecto imposible. Y concluyo, solo esa superación hace posible que Argentina vuelva a ser lo que fue Alberdi y Urquiza mediante.

La corrida cambiaria fue la recuperacion del tipo de cambio de paridad. En diciembre pasado el peso estaba revaluado un 41%.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

LA RADIO EN VIVO

   

EL CLIMA EN CONCORDIA

15.2°C

Nublado

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
52.31
57.31

 

HORÓSCOPO

 
Géminis
GEMINIS (del 22 de mayo al 21 de junio)

Tendrás la oportunidad de corregir algunos errores de tu pasado en el día de hoy. Asegúrate de no dejarla pasar. Recientes acontecimientos han detonado una serie de situaciones negativas en la pareja. No dudes en dialogarlo con ella. Deberás desviar tu atención de tu merecido descanso en el día de hoy para terminar ciertos compromisos. Resignación.Sugerencia: Una vida sin amor en ella es como una pintura sin color, puede ser bonita, pero carece de algo que te haga voltear dos veces para mirarla.

 


FM Cosmos - 90.1 - Concordia - Entre Rios - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet