Viernes 18 de Junio de 2021

ACTUALIDAD

15 de noviembre de 2018

15/11/2018: Así se mostró en las redes el hombre que atacó la casa de Bonadio y Recoleta

Marco Viola fue atrapado por los custodios del juez tras arrojar una bomba casera en el patio de la vivienda.

"Yo moriré con lxs pocxs que me acompañan xq es preferible morir como rebeldes y no vivir como esclavxs". Esa frase del revolucionario nicaragüense Augusto César Sandino eligió Marco Viola para compartir en Facebook el pasado 9 de septiembre.      Se trata del último posteo público de la cuenta personal del militante anarquista que el miércoles por la noche arrojó una bomba casera en la casa del juez federal Claudio Bonadio y terminó detenido.   Viola, de 26 años, se define en las redes como un "autodidacta", es guitarrista, aficionado a la jardinería y vive en la localidad bonaerense de Villa Bosch.   Al determinar su ideología política, el militante escribió que "la patria es una excusa para dominar a los pueblos". La mayoría de sus publicaciones van en esa línea: allí llama a "luchar contra la miseria", el "fascismo" y a rechazar "la religión y toda forma de autoridad".   Cercano a organizaciones de Derechos Humanos, Viola compartió una publicación contra la cumbre del G-20 próxima a realizarse en Buenos Aires bajo la consigna "No pasarán".   Además de mostrar su perfil militante, el joven detenido también usa Facebook para compartir música, memes y su pasión por la cocina: entre sus intereses aparecen pastas caseras, "delicias veganas" y hasta la Feria Masticar.   El intento de atentado fue perpetrado contra la casa que posee Claudio Bonadio sobre la calle Rómulo Naón al 2200, en Belgrano.   Según los voceros policiales, Viola arrojó una bolsa de tela que contenía tubos y cables, similar a un artefacto explosivo, a través de la reja de entrada y hacia el patio delantero de la vivienda.   Esto fue advertido por los custodios de Bonadio, por lo que comenzaron a perseguir al joven, quien escapó por la calle Mendoza y finalmente lograron detenerlo en la esquina de Olazábal y Washington, a unos 200 metros de la casa.   Viola tenía una faca con una hoja de 10 centímetros, que fue secuestrada, añadieron los informantes.   Al lugar acudieron efectivos de la División Explosivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que dentro de la vivienda se encontraba el magistrado.   Los agentes finalmente detonaron el artefacto y luego de las pericias preliminares pudieron determinar que se trataba de un explosivo incendiario compuesto por un caño de 25 milímetros rodeado de dos tubos de gas butano y un desodorante, y que se accionaba con una mecha.

COMPARTIR:

Comentarios