Domingo 19 de Septiembre de 2021

22°

Nublado

VIOLACION

17 de enero de 2019

17/01/2019: La nena violada en Jujuy que se someterá a un aborto había sido atendida hace 3 meses pero no revisaron si estaba embarazada

Lo reveló el ministro de Salud de la provincia, Gustavo Bouhid, en diálogo con Clarín. "Vamos a investigar", dijo.

La situación que vive por estas horas la niña de 12 años violada por un hombre de 60, y que recién este viernes encontrará algún alivio en la interrupción del embarazo de más de 24 semanas que transita, tiene en vilo a la provincia de Jujuy, donde se está dando otro episodio del debate "pro aborto" vs. "pro vida", más allá de que el caso se enmarca legalmente en la figura del aborto no punible.

 

La puja es tal que "sectores a favor de las dos vidas presentaron un recurso de habeas corpus, que ya fue rechazado, y esta tarde me tengo que presentar ante el juez por un segundo habeas corpus", dijo a Clarín el ministro de Salud provincial, Gustavo Bouhid.

 

Además, el funcionario dio un detalle hasta ahora desconocido: la nena había sido revisada en una salita hace tres meses, cuando cursaba 12 semanas de gestación, por un dolor estomacal, pero los médicos que la atendieron no revisaron si estaba embarazada. 

 

"La familia había consultado en la salita de San Pedro, su pueblo, por un dolor estomacal, hace tres meses. Entonces no se consideró la opción de un embarazo. Es un tema que vamos a investigar, pero tampoco uno tiende a pensar, ante un caso de un niño con dolor de panza, que haya un embarazo", marcó.

 

"Luego (continuó Bouhid) hubo una segunda consulta, hacia el 11 de enero, creo. Apenas ingresa al hospital y se determina el embarazo se procede según el protocolo provincial: se le da intervención al fiscal, y surge una declaración escrita de la niña, otra de la madre y una más del fiscal, donde piden la interrupción del embarazo. Se realizan los estudios, y se comprueba que el embarazo es de 23,5 semanas, cuando el protocolo contempla hasta la semana 22. Se le dice esto al fiscal y se le pide instrucciones, pero hasta el día de hoy no contestó".

 

Según el ministro, "teniendo la responsabilidad del Ministerio de Salud, se procede por fuera del protocolo provincial, ya que la edad cronológica de la niña es baja y el embarazo está muy avanzado. Incluso cuando pasó al hospital Materno Infantil, que tiene el mejor servicio de neonatología de la provincia, se determinó una diferencia con la ecografía anterior, y en realidad está de 24,5 semanas".

 

La polémica por el aborto

 

¿Podría cancelarse la interrupción del embarazo? Bouhid no pudo precisarlo: "Los jueces son como usted y como yo; tienen su pensamiento, y puede ser diferente. Pero hay una nena de 12 años en riesgo. Alguien con sentido común debe contemplar eso".

 

En las primeras horas del jueves Bouhid también había sido noticia: luego de que el gobernador de la provincia, Gerardo Morales, asegurara que la interrupción del embarazo con una cesárea estaba garantizada judicialmente y se llevaría a cabo el viernes, el ministro de Salud sumó otro elemento que Morales no había mencionado: la posibilidad de salvar las dos vidas.

 

En un medio local, Cadena 3, Bouhid habló de las ventajas de realizar una cesárea para interrumpir el embarazo de la nena: "Otras formas (como el misoprostol) implicarían someterla a un trabajo de parto, cuando ella no quiere tener contacto con su bebé, lo que sería volver a victimizarla. De esta manera se está tratando de preservar a la madre, y en la medida que Dios así lo permita, salvar al niño".

 

Quizás Bouhid haya necesitado contener tensiones: "Mi posición en Jujuy sobre el aborto es pública, pero esta decisión fue del equipo médico, no mía. Estamos garantizando derechos y las especulaciones políticas no tienen sentido". 

 

¿Están enfrentados Morales y su ministro de Salud? "Para nada, el tema es que uno habla desde el lugar netamente político y el otro desde su rol de médico. Nosotros nos estamos amparando en lo que dice la Justicia", expresaron a Clarín fuentes del Gobierno provincial.

 

En la puerta de ese hospital jujeño, donde una niña espera que se cumpla su derecho a interrumpir un embarazo producto de un abuso sexual, manifestantes con pañuelos verdes y celestes hacen guardia. Desde la gobernación explicaron que "el Estado está mediando para que esto se solucione y no haya enfrentamientos, de modo de proteger a la nena, que es lo que importa. Nos preocupa la salud de ella, que tiene 12 años y un embarazo de casi seis meses. Las cuestiones particulares, son particulares".

 

El ministro de Salud se mostró crítico hacia la esfera política y judicial, y considera que para casos como este hay un vacío legal: "Está claro que esto tiene que ser una gran enseñanza para este país, para la Corte Suprema, para las autoridades nacionales, para los legisladores. Porque se está dejando a los equipos sanitarios descubiertos. Si uno procede va a tener problemas judiciales, y si no procede va a tener problemas judiciales".

 

"La Corte en este tema es imperativa: dice 'proceda', y usted tiene que proceder a la semana 2, a la 20 o la 37 del embarazo. Pero desde el punto de vista médico no es lo mismo cualquier semana. Los legisladores deberían sumar detalles para cada caso en el artículo 86", agregó.

 

Respecto de qué pasará si el bebé efectivamente sobrevive, fuentes del Gobierno jujeño aclararon: "Tendrá que intervenir la Justicia. No hay otra". 

COMPARTIR:

Comentarios