Viernes 1 de Julio de 2022

11.3°

EL CLIMA EN CONCORDIA

SOCIEDAD

9 de agosto de 2019

09/008/2019: Condenada por un aborto espontáneo, murió esposada a la cama de un hospital

Patricia Solorza agonizó varios días por una peritonitis no tratada. Tenía 40 años y era mamá de tres chicos.

Patricia Solorza tenía 40 años y pasó los últimos seis presa por haber sufrido un aborto espontáneo. Por ese hecho, la Justicia la había condenado a ocho años de prisión. Después de varios días de agonía por una peritonitis no tratada, murió inconsciente, con custodia y esposada a la cama de un hospital.

El drama de la mujer empezó cuando se enteró de que estaba cursando su cuarto embarazo. Ese día, sin siquiera elegirlo, tuvo un aborto espontáneo en su casa de Ezpeleta y se aterrorizó. Sin saber qué hacer, guardó el feto en una bolsa y lo tiró a la basura. En ningún momento advirtió al hacerlo que un vecino había presenciado la escena. Esa persona fue la que la denunció.

La policía la detuvo entonces por "Homicidio agravado por el vínculo", delito por el que fue sentenciada. Ella pidió que le otorgaran prisión domiciliaria porque uno de sus tres hijos padecía un retraso madurativo, pero la Justicia le negó el beneficio.

Cuatro años después, Patricia ya no está y para las mujeres con las que compartía el encierro no se trató de una "fatalidad" sino que la fueron "matando de a poco". "Murió luego de agonizar varios días después de tres operaciones de vesícula; murió luego de llegar a la guardia del hospital, con litros de pus en el estómago, porque su agonía empezó mucho antes", denunció en las redes la agrupación Yo no fui, que acompaña a mujeres privadas de su libertad y brinda herramientas para la futura reinserción social.

En la publicación, remarcaron: "Una mujer llena de vida, que participaba activamente de los talleres, que estudiaba y que no debió estar en el penal porque entre otras cosas, Patricia tenía demorado el trámite de sus salidas transitorias, así como la posibilidad de acceder al arresto domiciliario; en su lugar estuvo esposada a los barrotes de la cama de un hospital".

COMPARTIR:

Comentarios