Lunes 4 de Julio de 2022

14.8°

EL CLIMA EN CONCORDIA

DENUNCIA

26 de agosto de 2019

26/08/2019: Drogas y violencia: Mariana Nannis contó que perdió un embarazo después de que Caniggia la empujó contra un auto

La esposa del ex jugador se abrió sobre sus momentos más oscuros. Golpes, discusiones y hasta un embarazo que terminó de la peor manera.

Mariana Nannis asegura que llegó al país para "salvar a su marido de las drogas y la prostitución" y esa supuesta vida al límite fue el tema central de una extensa charla con Susana Giménez que reveló secretos muy oscuros del clan Caniggia. La botinera reconoció ser víctima de violencia de género y narró brutales episodios en los que el ex jugador, sumido en su adicción, ejerció su fuerza sin medir consecuencias.

Nannis dejó sin palabras a Susana con dos historias puntuales. La primera, más reciente, ocurrió en Buenos Aires, en el hotel Faena, donde la familia tiene cuatro departamentos. Caniggia los compró de pozo y en uno de ellos viven Charlotte y Alexander (Mariana se enteró de estas adquisiciones mucho tiempo después, ya que él nunca le contó nada).

Según contó, una noche el Pájaro le dijo que iba a salir a cenar con su manager y le prohibió acompañarlo.Dijo que era una reunión de hombres y que él iba a hacer el ridículo si la llevaba a ella. Entonces, Nannis pidió comida en la habitación -"soy conocida y no podía comer sola en un restaurante", explicó- y miró tres películas para esperarlo despierta. "Apareció a las 4.30 de la mañana sin querer hacer ruido y se había ido a las 9 de la noche. Le dije que no había venido a la Argentina a ver cómo él salía y yo me quedaba como una imbécil", recordó.

Esa frase fue el detonante de una discusión que terminó de la peor manera. "Le pegaba a las paredes me decía 'vos no sos nadie para decirme a qué hora tengo que volver'. Me di media vuelta, me senté en la cama, agarré una revista. Se me puso al lado y me gritó 'hija de p..., te voy a matar' y le dio una trompada a la revista. Me empezó a pegar trompadas a la cara, en los brazos. Tengo fotos de los golpes", continuó.

Nannis amenazó con llamar a la Policía, pero el Pájaro le advirtió que la denuncia no serviría para nada. "'Qué me van a meter preso a mi. ¿Sabés cuánto duro en la cárcel? Soy amigo de Angelici, del Presidente. Soy amigo del jefe de la policía. Cuando salga de la cárcel, tu cabeza va a rodar', me dijo. No hice la denuncia por miedo", reconoció Nannis. ". Susana le reprochó no haber acudido a la comisaría, pero la botinera explicó: "Si tiene gente que es conocida no queda nada asentado. Mirá el caso de OJ Simpson. La terminó matando".

El segundo episodio data de una década atrás, en Marbella. También se desencadenó en plena madrugada, cuando el Pájaro volvió fuera de control. "Venía todo nervioso. Le dije que mi casa había que respetarla y no lo dejé entrar", relató. Caniggia se enfureció y Nannis se puso firme y le dijo que solo lo dejaría ingresar si le mostraba que no tenía droga en los bolsillos. "Estábamos en el garage y tenía el auto a dos metros mio. Le revisé un bolsillo, nada, y cuando metí la mano en el otro me empujó contra el auto. Estaba embarazada de dos meses y medio", precisó.

"Al día siguiente, cuando me estaba haciendo masajes en el parque, como todos los días, sentía las piernas calientes. Estaba llena de sangre. Entré rápido a mi casa y me puse una toalla. Estaba teniendo una hemorragia. Fui hasta una clínica en taxi con Charlotte y mientras esperaba que me atendieran lo llamé. Cuando me contestó me dijo 'no te hagas la víctima, vos debés ser una de las hijas de p... que le gusta hacerse la víctima'. 

En la clínica le indicaron reposo para esperar a ver qué ocurría con el embarazo, pero la botinera prefirió realizarse un legrado ese mismo día porque, dijo, tenía tres hijos a cargo y "un marido desaparecido" y no podía permitirse "tirarse en la cama". Hoy, ese niño tendría 12 años. "Me empujó por una bolsa de cocaína", cerró.

 

COMPARTIR:

Comentarios