JUDICIALES

7 de octubre de 2019

07/10/2019: Condenan a matrimonio uruguayo que intentó ingresar al país con más de 300 mil dólares

Ocurrió 3 de diciembre de 2015, cuando uno de los perros adiestrados de la Administración Federal de Ingresos Públicos detectó los fajos que llevaba en sus tobillos un hombre de 43 años y los que escondía su pareja en la cartera.

Ahora, el tribunal de Concepción del Uruguay dictó sentencia.

Carlos Alberto Rodríguez Quijano y Andrea Karina Froste Fumero intentaban ingresar a la República Argentina a bordo de un Chevrolet Corsa. En el Área de Control Integrado del Puente Internacional Libertador General San Martín, que une las ciudades de Gualeguaychú y Fray Bentos, el agente aduanero los interrogó respecto a si transportaban mercaderías o dinero que tuvieran que declarar, a lo que el conductor respondió en forma negativa.

Rodríguez Quijano pensó que todo iba a quedar ahí, pero nada más alejado de ello fue lo que sucedió. Al realizar la inspección del vehículo y del equipaje, el mismo agente requirió a la mujer que exhibiera el contenido de su cartera y halló en el interior de una cartuchera doce fajos con dólares. Al consultarles a los viajeros si poseían más dinero, ambos respondieron negativamente.

En ese momento, se requirió la presencia de la perra “Maggie”, que actúa como detector de divisas. Inmediatamente, el can marcó las piernas de Rodríguez Quijano y, tras el palpado, se descubrió un bulto a la altura de cada tobillo. Mediante una revisión exhaustiva, luego se hallaron diez fajos de dólares envueltos en film transparente en las medias de Rodríguez Quijano y otros cuatro fajos de dólares en las medias de la mujer. En total, el dinero incautado ascendió a los 300.576 dólares.

La judicialización del caso siguió por vías argentinas por el delito de “Contrabando de importación de divisas en grado de tentativa”. Ambos decidieron adecuarse a un procedimiento de juicio abreviado y la justicia dictó una pena de 2 años y 4 meses de prisión condicional.

Además, se les dictó la pérdida de las concesiones, regímenes especiales, privilegios y prerrogativas de las que gozaren, la inhabilitación especial para ejercer el comercio en la República Argentina por el término de 6 meses, la inhabilitación absoluta por el término de 4 años y 8 meses para ejercer cargos públicos en la República Argentina, la inhabilitación especial perpetua para desempeñarse como miembro de una fuerza de seguridad en la República Argentina.

Fuente: El Día

COMPARTIR:

Comentarios