Martes 20 de Abril de 2021

21 de noviembre de 2019

21/11/2019: Denuncian un millonario proyecto inconcluso de Tres Arroyos en Venezuela

Una investigación que publicó el sitio Armando.Info da cuenta de un millonario proyecto impulsado por el Gobierno venezolano de Hugo Chávez que quedó inconcluso.

La empresa que debía implementar el ambicioso polo avícola era la firma argentina Granja Tres Arroyos. Aquí algunos detalles de esta investigación que involucra a la principal firma avícola de Entre Ríos y contratos por más de 80 millones de dólares.

Un Polo Avícola millonario

Una investigación liderada por el periodista venezolano Rodolfo Rico muestra los millonarios negocios de Granja Tres Arroyos con Venezuela en tiempos del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En un reportaje publicado en Armando.Info, el poderoso sitio dedicado a la investigación periodística y con especial atención sobre Venezuela, se muestran los detalles de lo que pretendía ser el grandilocuente Complejo Industrial Avícola Socialista (CIAS) con el que el Gobierno de Hugo Chávez pretendía cubrir la producción de carne de pollo del país caribeño.

En la investigación se denuncia que en aquellos años “de fraternidad inquebrantable entre Hugo Chávez y el matrimonio Kirchner, el gobierno “revolucionario” firmó contratos con la empresa argentina Granja Tres Arroyos por 82 millones de dólares para construir un polo avícola en Venezuela... Diez años después de aquellos anuncios que prometían la soberanía alimentaria, queda un pequeño galpón de cría de pollos olvidado en el Parque Nacional de Uverito en el Estado Monagas”.
Un proyecto monstruoso
La nota advierte que la firma a cargo de montar el gigantesco polo avícola en Venezuela era la firma argentina Granja Tres Arroyos, que selló una serie de contratos por más de 80 millones de dólares. El socio venezolano era PDVSA Agrícola, “el brazo alimentario de la entonces poderosa Petróleos de Venezuela” que nadaba en barriles de crudo con los que alimentaba los acuerdos internacionales con sus socios de la región. La promesa era dotar a Venezuela de la producción de pollos necesaria para garantizar la “soberanía alimentaria”.
Para ello, el ampuloso proyecto contemplaba un contrato por más de 10 millones de dólares para la adquisición de “instalaciones y equipamiento avícola para el plan piloto del complejo integral avícola socialista (CIAS) Monagas”. Otro contrato por 27 millones de dólares por servicios de consultoría para la construcción del Complejo Avícola. Equipos para las granjas por 13 millones de dólares, otros 17 millones de dólares para “el suministro de equipos de planta de beneficio (del Complejo CIAS Monagas)” y otros 12 millones en equipamiento de galpones y depósitos.
Una estafa millonaria
Armando.Info publica que “este Complejo alimentario pretendía erigirse en la zona de bosque de Uverito en el estado oriental de Monagas con objetivos de producción ambiciosos: 800 mil pollitos semanales, 70 mil toneladas de carne de pollo anuales para cubrir 30 por ciento del consumo anual de los venezolanos”.
Para ese entonces, cuenta la nota de Rodolfo Rico para Armando:info: “Granja Tres Arroyos ya era un viejo conocido en Venezuela. Sus ingenieros y referentes de la empresa viajaban de forma recurrente para diseñar, proyectar y volver a prometer la construcción del ansiado Complejo avícola en Monagas. Bajo esas mismas promesas y los jugosos contratos, Granja Tres Arroyos daba un salto en sus inversiones, sumando más trabajadores, más tecnología y adquiriendo nuevas plantas asociadas al proceso avícola en Argentina”, relata la investigación periodística.
Un predio desolado
Se da cuenta en el informe que “además de la millonaria infraestructura de la que prometía dotar Granja Tres Arroyos a Venezuela, se sumó un llamativo contrato por 27 millones de dólares por servicios de consultoría “para apoyo a la procura, ingeniería básica, capacitación y adiestramiento del personal, para la construcción del Complejo Avícola (CIAS Monagas).
También cuenta la nota que “Durante el año 2011, se culminó la construcción de la cerca perimetral… En tres años habían incorporado un alambrado al predio y poco más”, reseña el informe que muestra los escasos avances de Granja Tres Arroyos en esta millonaria inversión que prometía Venezuela. La foto que se publica como parte de la investigación muestra un predio desolado, con pastos altos y semi-abandonado que dista bastante de la potencia alimentaria que prometían los negocios del chavismo con los aliados del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

A pesar de la negativa de la empresa Granja Tres Arroyos a recibir las preguntas de Armando.info, se logró constatar que la firma argentina tuvo a su cargo el desarrollo de todo el proyecto. Pero “Luego de una década de promesas sin avances, hoy el Complejo Avícola no es más que un amplio predio alambrado en el estado Monagas con un solo galpón de pollo que puede verse a la distancia”.
El informe completo, las imágenes y todos los detalles pueden revisarse en     esta nota de Armando.Info donde consta incluso la copia del detalle de los contratos que recibió Granja Tres Arroyos de parte del Gobierno de Venezuela, totalizando 82 millones de dólares que aún hoy los venezolanos se preguntan dónde fueron a parar.

Fuente: El Entre Ríos Edición Impresa

 

  Enviar 
  •    

     

COMPARTIR:

Comentarios