Jueves 6 de Mayo de 2021

DESCONTENTO

27 de diciembre de 2019

27/12/2019: Inquietud de Estados Unidos por el acto de Evo Morales en Jujuy

El canciller Solá recibió a un grupo de funcionarios de la Embajada de EE.UU. que pidieron una "reunión urgente" al gobierno para expresar la preocupación de ese país sobre la actividad política de Evo Morales.

El canciller Felipe Solá recibió este viernes a un grupo de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos que pidieron una "reunión urgente" al Gobierno para expresar la preocupación de ese país sobre la actividad política de Evo Morales, quien el fin de semana encabezará un acto en la frontera con Bolivia.

 

Junto al secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz, y al futuro embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, Solá recibió en la Casa Rosada a una delegación encabezada por la ministra consejera Markay Loss Carlson, segunda en la jerarquía, dado que el embajador Edward Prado se encuentra de vacaciones, según trascendió.

La administración del presidente Alberto Fernández decidió recibir a los funcionarios estadounidenses para escuchar los planteos del gobierno de Donald Trump, tras recibir el pedido de una "reunión urgente" con motivo de la actividad de Morales en la Argentina. Morales se encuentra alojado en el país en calidad de "refugiado" tras haber sido destituido de su cargo por un golpe "cívico, político y policial" -según su propia definición- y desde entonces realiza declaraciones en Twitter y participa en distintas actividades.

El acto que preocupa puntualmente a Estados Unidos es el que tendrá lugar el próximo domingo 29 de diciembre, en la frontera con Bolivia, con vistas a las elecciones presidenciales de ese país en las que el depuesto mandatario no será candidato.

Morales confirmó que decidió "convocar a los compañeros del MAS" para elegir al candidato del espacio para los comicios -que serían en mayo de 2020- y anticipó que concurrirán unos mil dirigentes del vecino país.

Asimismo, el ex mandatario de Bolivia participó el último jueves junto a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, de la tradicional ronda en la plaza, tras haber sido invitado por la organización de derechos humanos en medio de su asilo en Buenos Aires.

"Sabe el mundo entero cómo grupos fascistas, con violencia, momentáneamente terminan con nuestro proceso de cambio. Por esa razón nos reencontramos en Argentina", expresó Morales ante un grupo de "hermanos bolivianos" que se acercaron a la mítica plaza para brindarle su apoyo.

 

La Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires pidió al gobierno argentino que apoye "la democracia en Bolivia" y que el depuesto presidente de ese país, Evo Morales, "no abuse de su estatus" de refugiado que le otorgó la administración de Alberto Fernández. Voceros de la delegación estadounidense confiaron a medios de prensa internacionales que pretendían "un comportamiento de buen vecino" por parte del gobierno argentino, y mostraron así su malestar con un acto que el domingo encabezará Morales en Buenos Aires con referentes de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).

No obstante, fuentes diplomáticas indicaron que los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos se reúnen regularmente con el Ejecutivo argentino.

COMPARTIR:

Comentarios