Jueves 6 de Mayo de 2021

15 de enero de 2020

15/01/2020: “Los políticos debemos modificar nuestro comportamiento”, consideró un senador provincial

Cuándo entramos en default?”, planteó Rubén Dal Molín (“Juntos por el Cambio”), senador provincial por el Departamento Federación.

¿A qué se refiere? El legislador lo explica así: “No hacer frente a compromisos de deuda contraída por parte del Estado tiene consecuencias e impacta en todo el tejido social. La pregunta es: ¿entramos en default el día del vencimiento o mucho antes?”, lanzó.

Dijo, al respecto, en otro párrafo destacado de la carta que recibió El Entre Ríos, que “un Estado entra en “default” mucho tiempo antes. Se refleja en el desenvolvimiento de las cuentas públicas, y de sus proyecciones, con mucha anticipación, emergen indicadores rojos que señalan su seguro incumplimiento”.

Planteó, entonces, un mensaje dirigido a sus pares: “Los políticos, necesariamente, tenemos que modificar el discurso. Ya en el gobierno debo referir al plan que aplicaré para reformar la realidad. Esto corresponde a los estadistas. Echar culpas está muy lejos de ser la solución”.

“El tiempo está perdido desde hace mucho”, lamentó poco antes de concluir. “Creo desde el mismo momento en que: la familia ha dejado de ser la cedula básica de la sociedad, la educación como camino de movilidad social y el trabajo el único integrador social para alcanzar cualquier desarrollo”, cerró.
La carta completa
A continuación, el texto completo del artículo firmado por el hombre que asumió en diciembre y ocupó la banca que en los últimos 4 años había tenido Miguel Piana.
No hacer frente a compromisos de deuda contraída por parte del Estado tiene consecuencias e impacta en todo el tejido social. La pregunta es: ¿entramos en default el día del vencimiento o mucho antes?

No estamos en default cuando un gobernante anuncia que no pagará estos compromisos. Los acreedores no necesitan, ni de estos anuncios, ni mucho menos esperar hasta el día de vencimiento para encontrarse que “mágicamente” se realizan las operaciones financieras acreditándose sus dineros. De mucho tiempo antes, solo siguiendo algunas variables de los gobiernos de turno, conocen sí el desenvolvimiento de las economías estarán en condiciones de hacer frente a los compromisos.

Un estado entra en “default” mucho tiempo antes. Se refleja en el desenvolvimiento de las cuentas públicas, y de sus proyecciones, con mucha anticipación, emergen indicadores rojos que señalan su seguro incumplimiento.
 

 

Basta de comunicados al final de una reunión entre actores sociales donde señalemos que estamos pensando en el desarrollo, que tales obras se incluirán en presupuesto, que la salud mejorará, que este gobierno recuperará el tiempo perdido, sin decir como lo haremos.

El tiempo está perdido desde hace mucho. Creo desde el mismo momento en que: la familia ha dejado de ser la cédula básica de la sociedad, la educación como camino de movilidad social y el trabajo el único integrador social para alcanzar cualquier desarrollo.

Los políticos debemos modificar nuestro comportamiento.

Fuente: El Entre Ríos.

COMPARTIR:

Comentarios