Jueves 21 de Enero de 2021

28.9°

EL CLIMA EN CONCORDIA

29 de abril de 2020

29/04/2020: Agencias y Lotería cerradas: 120 mil puestos de trabajo en peligro por la cuarentena

La Federación Argentina de Cámaras de Loterías, Quinielas y Afines (FACALQA) advierte que necesitan ser incluidos entre las actividades autorizadas para trabajar.

Ponen como ejemplo el permiso otorgado a los locales de pago de servicios, muy similares en cuanto a funcionamiento y dinámica a los comercios del sector de quinielas y agencias. Más de 25 mil bocas directas en todo el país; millones de pesos para el Estado; y decenas de miles de trabajadores corren peligro si se sigue fomentando al juego clandestino.

“No queremos que nos regalen nada, solo poder trabajar o tener líneas de crédito bancario para poder sobrellevar la cuarentena”, explica Patricio Gándola, presidente de FACALQA, y agrega que “el Estado es uno de los principales perjudicados con nuestro parate, ya que el juego aporta el tercer ingreso genuino para cada uno de los estados provinciales que son usados para Salud, Acción Social, Seguridad, etc”.

 

Los problemas más serios para el sector comenzaron desde La Ley Nº 24.467 promulgada el 23 de marzo de 1995 (PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA) y a través de varias Leyes y resoluciones en años posteriores y específicamente la Resolución Nº 340 del 11/08/2017, hoy derogada por otras resoluciones, incluye en su Cuadro B del Anexo III, como actividades excluidas para la obtención del certificado Pyme, a los Servicios Relacionados con Juegos de Azar y Apuestas. Al respecto, Gándola aclara que “una agencia de quiniela está muy lejos de parecerse a un bingo o a un casino. No somos ricos, vivimos al día como la mayoría de los comerciantes, y generalmente las agencias son negocios familiares con uno o dos empleados a lo sumo”.

Lo que reclama el sector es que les permitan abrir sus puertas, ya que son comercios de proximidad, similares a una dietética, una verdulería o un centro de pago de servicios, con lo cual no se genera aglomeración ni desplazamiento de personas. Por otra parte, explican que sería de gran ayuda poder contar con una línea de créditos blandos o “a tasa 0” como tienen otros sectores o comercios. Una idea que surgió en los últimos días es la de que se puedan pagar jubilaciones, impuestos y servicios y planes sociales en estos comercios, algo que podría descomprimir a los bancos y que fue muy bien recibido por el Gobierno porque se transformarían en verdaderas unidades funcionales de cada Estado provincial. Pero están analizando cómo adaptar los sistemas y eso puede llevar un poco más de tiempo, tiempo que en realidad no tiene este sector, ni las provincias que también necesitan de esas divisas.

 

COMPARTIR:

Comentarios