Viernes 18 de Junio de 2021

SOCIEDAD

31 de agosto de 2020

31/08/2020: Villa Mascardi: “No podemos volver a nuestras casas y vivir con quienes las quemaron y nos tiran piedras”

Los vecinos se sienten desprotegidos y repudian las constantes tomas y agresiones por parte de los ocupantes de las tierras. Un abogado, que marchó el fin de semana, realizó una denuncia penal contra la ministra de Seguridad de la Nación y la presidenta del INAI
Por Cecilia Russo

Yo no puedo volver a mi casa hasta que no se desaloje completamente, es la única manera de regresar. No se puede vivir con la persona que me quemó la casa y que me tira piedras”. Este es el reclamo de Diego Frutos, propietario de “La Cristalina”, una cabaña ubicada en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de San Carlos de Bariloche, y que hoy es zona en alerta roja.

Y es que Frutos y la comunidad de la localidad rionegrina denuncian que han padecido agresiones –las cuales se acrecentaron en los últimos meses– de los miembros de la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul Mapu, ocupantes desde principios de noviembre de 2017 de las tierras de Parques Nacionales en esa zona.

El miércoles pasado este hombre se refugió en las instalaciones del Automóvil Club Argentino, ubicado sobre la Ruta Nacional 40, y envió un audio de auxilio, que rápidamente se viralizó: ”Tuvimos que irnos, nos vinieron a apedrear. Viene serio el asunto. Hagan algo, por favor”.

Semanas antes, Frutos había sufrido el incendio de su cabaña. Él señala que es el mismo grupo “de encapuchados que dice reclamar sus tierras”.

En los últimos meses se han producido numerosos hechos de violencia en la zona donde la comunidad Lafken Winkul Mapu tomó posesión de un predio de aproximadamente seis hectáreas ubicadas en la jurisdicción nacional.

En el conflicto en Villa Mascardi, la pulseada es por la propiedad de las tierras sobre las que grupos mapuches afirman tener derechos ancestrales. En 2017 la disputa se acrecentó cuando la comunidad Lafken Winkul Mapu tomó posesión del predio ubicado dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. En ese contexto de enfrentamientos, tuvo lugar el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel, el 23 de noviembre de 2017, por una bala policial en un operativo de desalojo.

Una de las cabañas luego de ser atacada

Una de las cabañas luego de ser atacada

 

Siguen saqueando. Están en connivencia con el Estado chileno. Tiene que ver con hacer una nueva nación mapuche RAM, apoderándose del Parque Nacional Nahuel Huapi del lado argentino. Desde el Paso de los Vuriloches hasta el Tronador, toda esta lonja la quieren ellos”, denunciaron los vecinos de Mascardi.

Villa Mascardi está considerada como una población rural, con muy pocos habitantes, y es un clásico en el verano patagónico como destino elegido para descansar y disfrutar de la tranquilidad. Pero todo eso quedó atrás.

“Cada vez quedamos menos vecinos. Es una sucesión de esqueletos de edificios de cemento que antes eran cabañas, viviendas. Es un destrozo total. Mascardi son tinieblas”, manifestó Frutos.

La denuncia

Durante la tarde del sábado, un grupo de vecinos de Bariloche, conformado bajo la bandera de “apoyo a los vecinos de Villa Mascardi”, se organizó en las afueras de la Ciudad para marchar hacia la zona en conflicto.

El acontecimiento ya sufría tensiones, luego de que el Ministerio de Seguridad de la Nación emitiera una denuncia penal contra las personas que organizaron la protesta, pues había trascendido una participación contemplando el “uso de armas caseras y/u objetos de diversa índole que puedan ser utilizadas como tal”.

Con este escenario, más el pedido de la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, de “no llamar a la violencia y no hacer la marcha”, los autoconvocados partieron en caravana hacia Villa Mascardi, mientras otro sector se concentró en el Centro Cívico de Bariloche para expresar el mismo reclamo.

Un grupo de personas con el rostro cubierto atacó con piedras una cabaña ubicada en la zona de Villa Mascardi, donde se encontraba el cuidador y su familia (Telam)

Un grupo de personas con el rostro cubierto atacó con piedras una cabaña ubicada en la zona de Villa Mascardi, donde se encontraba el cuidador y su familia (Telam)

A la altura del cruce con la Ruta Provincial 82, los manifestantes se encontraron con un cordón de la Policía provincial, que evitó que la caravana continuara. Tras fuertes discusiones y la acusación de que “al ser un paso nacional, no tenían por qué cortar el tránsito”, arribaron agentes de la Gendarmería y del COER.

Sin poder acceder hasta Mascardi, los vecinos asentaron la protesta sobre la Ruta Nacional 40, con quemas, banderas, carteles con la leyenda “Respeto a la propiedad privada” y “Que la Justicia actúe en tiempo y forma”, y la entonación del Himno Nacional Argentino.

 

A las pocas horas, se presentó en el lugar la gobernadora con la promesa de un próximo encuentro el sábado 6. “Se comprometió a traernos respuestas concretas por parte de los ministerios. Nosotros no pedimos militarizar la zona. Queremos que los saquen pacíficamente. El Estado nacional tiene las herramientas para hacerlo, y desde hace tres años que no han avanzado nada”, confirmaron algunos manifestantes.

Los ataques en Villa Mascardi (Telam)

Los ataques en Villa Mascardi (Telam)

Hoy, la mandataria rionegrina viajó a Buenos Aires para mantener una reunión con las autoridades de la Seguridad nacional y abordar soluciones a este conflicto que mantiene en vilo a la región.

En tanto, el abogado Nicolás Suárez Colman formuló la denuncia penal contra la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y la presidenta del INAI, Magdalena Odarda, por la posible comisión de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento y abuso de autoridad, así como respecto de la comisión de todo otro delito que pudiera surgir de las probanzas de la investigación.

“Ante los hechos de gravedad que han generado denuncias por parte de vecinos y autoridades nacionales (Administración de Parques Nacionales), no ha existido una solución al conflicto”, dice el texto presentado ante las autoridades correspondientes.

Y añade: “Estos hechos de continuada y permanente ejecución por parte de este violento grupo de personas como principal factor, por un lado, y por el otro ante la inacción de los poderes constitucionales de la Nación y de la provincia, la ciudadanía comenzó a ejercer dos derechos constitucionalmente protegidos, el de peticionar ante las autoridades y el de manifestación”.

“La Lic. Sabina Andrea Frederic en su carácter de Titular del Ministerio de Seguridad de la Nación tiene a su cargo la obligación de brindar y desarrollar políticas de seguridad (...) La inacción permanente existente en la zona de Villa Mascardi ha profundizado enormemente los hechos de inseguridad y el nivel de violencia con el que se desarrollan las acciones de este grupo ilegal, esto se encuentra en conocimiento de la Ministra, que debería haber actuado a los efectos de prevenir que los hechos ilícitos se sigan desarrollando. Como corolario de este relato y en un claro intento de ocultar su permanente incumplimiento, procedió a denunciar penalmente por múltiples hechos a los vecinos que reclamaban por mayor seguridad y presencia del Estado en la zona mencionada”, dice el escrito.

“La denuncia realizada por la Ministra a los ciudadanos por instigación a cometer delitos, apología del crimen y asociación ilícita no es más que parte del mecanismo pergeñado por la propia ministra para amedrentar a los vecinos evitando que éstos reclamen por los derechos que le asisten como habitantes del suelo argentino”, continúa el abogado Suárez Colman.

Tensión y “tierra de nadie”

Tanto Diego Frutos como otros vecinos y miembros de otras comunidades mapuche asentadas en la zona reconocen que “se terminó la tranquilidad” y muchos no quieren regresar a sus casas.

Funcionarios del Gobierno nacional dijeron que los terrenos fueron tomados por nosotros durante la última dictadura militar de manera irregular. Nada más alejado que eso. Tenemos nuestras escrituras; la nuestra data de 80 años atrás. El argumento del Gobierno es insólito. Solo sirve para dar más lugar a estos encapuchados que dicen ser los dueños de la tierras”, apuntó Frutos.

En tanto, los vecinos de Villa Mascardi han convocado una petición a través de la plataforma change.org a través de la cual se interpela a las autoridades nacionales sobre la soberanía de la República Argentina en el Parque Nacional Nahuel Huapi.

Allí juntan firmas y piden la intervención del presidente Alberto Fernández, a través de las fuerzas federales de seguridad para el desalojo de los intrusos y la posterior custodia efectiva del territorio de dominio público y privado de este ambiente natural.

Hoy, un reportero gráfico intentó acercarse a Villa Mascardi pero no pudo realizar su trabajo ya que recibió piedrazos desde los terrenos ocupados. “Se siente como si fuera tierra de nadie”, manifestó frente a Infobae, y pidió mantener su nombre en reserva debido a la tensión que se vive en la zona.

Finalmente, esta mañana la comunidad Lafken Winkul Mapu advirtió y denunció públicamente el ataque de las fuerzas de seguridad provincial.

La declaración pública expresa que personas en un móvil de la Policía de Río Negro “amedrentaron, estacionaron e invitaron a pelear. Posteriormente, avanzó un grupo para policial en un Ford Fiesta gris con armas de fuego y elementos corto punzantes, tomando posición del lugar”.

Los miembros del Lafken Winkul Mapu manifestaron: “Esto representa un riesgo a toda nuestra comunidad ya que desde ahí abrieron fuego hacia el interior del lof”, y afirmaron que harán “efectivo el control territorial sobre los terrenos de Gas del Estado, para resguardar la integridad física de los integrantes de la comunidad”.

 

Desde el grupo que organizó la marcha el sábado, respondieron: “Queremos reiterar que los ciudadanos autoconvocados que integramos este grupo repudiamos la violencia, el racismo y la confrontación. Vemos y oímos asombrados que se nos acusa de atacar a tiros a personas en Mascardi. Se desmiente el hecho ya que hay decenas de gendarmes controlando la zona, asegurando el libre tránsito y es imposible que alguien pueda ir a tirotear a nadie. Ni lógica tiene. Esto es una campaña de victimización. Sigamos dentro de la legalidad y peticionando pacíficamente”.

COMPARTIR:

Comentarios