Viernes 18 de Junio de 2021

INTERNACIONAL

24 de abril de 2021

24/04/2021: La verdad tóxica: el plomo en sangre afecta a 800 millones de chicos de bajos recursos

Según un informe reciente presentado por Unicef y Pure Earth, uno de cada tres niños sufre intoxicación por plomo. Conversamos con el ingeniero ambientalista Richard Fuller, presidente de la ONG dedicada a resolver problemas de contaminación en lugares de bajos ingresos
Por: Susana Rigoz

La plombemia causa en los menores de cinco años deterioro neurológico, físico, y cognitivo irreversible, además de problemas de salud mental y comportamiento. En el caso de los chicos mayores, daño renal y enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. Foto: Gentileza Richard Fuller.

 

La plombemia causa en los menores de cinco años deterioro neurológico, físico, y cognitivo irreversible, además de problemas de salud mental y comportamiento. En el caso de los chicos mayores, daño renal y enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. Foto: Gentileza Richard Fuller.

Con el título “La verdad tóxica: la exposición de los niños a la contaminación por plomo, socava el potencial de una generación”, Unicef y Pure Earth presentaron en 2020 un informe –el primero de este tipo– donde señalan que suman alrededor de 800 millones los chicos que exceden el límite de los 5 microgramos por decilitro (µg/dL) de plomo en sangre. Esta realidad –que, en 2019, fue considerada la causa de cerca de 900.000 muertes– es sumamente alarmante, en especial entre los niños que son quienes tienen un mayor nivel de vulnerabilidad. Al hablar de plombemia nos referimos, en los menores de cinco años, a un deterioro neurológico, físico y cognitivo irreversible, además de problemas de salud mental y de comportamiento. En el caso de los chicos mayores, a daño renal y enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

En este contexto, sin embargo, hay una noticia alentadora. Richard Fuller, responsable de Pure Earth, ONG estadounidense cuyo objetivo es mejorar la vida de chicos de comunidades pobres, afirma que existen formas de enfrentar el problema. “La mayor causa de contaminación proviene del reciclado ilegal de baterías, actividad que puede realizarse de modo seguro, al igual que es factible reparar los sitios contaminados, que representan otro gran foco de intoxicación”.

“EL PLOMO PROVOCA CERCA DE 900.000 MUERTES PREMATURAS”

-¿Cuáles fueron las principales conclusiones del estudio presentado el año pasado?

-El informe Toxic Truth Report ofrece un nuevo tipo de análisis global sobre la carga de la enfermedad por contaminación de plomo. Los alarmantes niveles detectados –uno de cada tres niños iguala o supera los 5 microgramos por decilitro (µg/dL), según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos–, exigen intervención. Para entender la gravedad de estos números, basta con tener en cuenta, como detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS), los impactos más importantes de esta neurotoxina: disminución del coeficiente intelectual, problemas de comportamiento y dificultades en el aprendizaje, entre otros. Incluso no hay que perder de vista que, aunque el informe se centra en los niños, los adultos no están exentos de las consecuencias de la exposición a este metal pesado, que provoca alrededor de 900.000 muertes prematuras por año.

La principal fuente de contaminación es el reciclado informal de baterías de ácido y plomo. Foto: Gentileza Richard Fuller.

 

La principal fuente de contaminación es el reciclado informal de baterías de ácido y plomo. Foto: Gentileza Richard Fuller.

-¿Cuáles son las principales fuentes de contaminación?

-En los niños de los países de ingresos medios y bajos, es el reciclado informal de baterías de ácido y plomo, que son reutilizadas hasta en un 50 por ciento. Otras fuentes de exposición son el agua procedente de tuberías de plomo; los procesos industriales activos, como la minería y el reciclado de baterías; los pigmentos y pinturas; cierto tipo de gasolina, que ha sido históricamente una fuente de enfermedades, pero se ha recudido en las últimas décadas; las soldaduras de plomo en latas de conserva; y la presencia de este elemento en especias, cosméticos, medicinas ayurvédicas, juguetes y otros productos de consumo. Incluso y sin saberlo, muchos padres que utilizan este metal en su trabajo suelen transportar polvo contaminado en prendas, manos, pelo y zapatos a su casa, con lo que exponen a sus hijos.

DIAGNÓSTICO Y REMEDIO

-Una vez hecha la evaluación, ¿cómo se continúa?

-Conocido el problema, hay que planificar acciones concretas, para lo cual se convoca a funcionarios de diversas áreas, como ambiente, salud, industria, minería, agricultura, entre otras. El objetivo primordial es que la contaminación se convierta en una prioridad de los planes de desarrollo nacionales. Para ello, se diseñan programas a la medida de cada país, teniendo en cuenta sus circunstancias, y se ayuda a los gobiernos a identificar y evaluar los problemas.

-¿Es muy caro identificar y limpiar las zonas más contaminadas?

 

-Pure Earth ha desarrollado técnicas rápidas y de bajo costo para el tratamiento de sitios contaminados, y estrategias de remediación que detienen la exposición de las personas al plomo. Para realizar sus evaluaciones, la organización se vale de una red de expertos nacionales de cada país, que visitan y documentan las características de los sitios peligrosos. A través de una herramienta denominada “metodología de rastreo de áreas”, se identifican los principales elementos de cada zona contaminada, que incluyen un número estimado de población en riesgo, principales agentes contaminadores y muestras de campo, entre otros. Nuestro programa de identificación de lugares tóxicos permitió señalar hasta hoy cerca de 5000 sitios en más de 50 países –de renta media y baja– que ponen en riesgo la salud de 80 millones de personas pobres. Desde 2012, la GAHP (Alianza Global sobre Salud y Contaminación) –que incluye a múltiples partes interesadas, entre las que se encuentran el Banco Mundial, el PNUMA, el PNUD y los gobiernos de más de 25 países afectados– realizó cursos de capacitación en 14 países, formó a más de 400 investigadores y 90 organizaciones públicas a nivel global.

"Pure Earth ha desarrollado técnicas rápidas y de bajo costo para el tratamiento de sitio contaminados y estrategias de remediación y detección que detienen la exposición al plomo de las personas", dice Fuller. Foto: Gentileza Richard Fuller.

 

"Pure Earth ha desarrollado técnicas rápidas y de bajo costo para el tratamiento de sitio contaminados y estrategias de remediación y detección que detienen la exposición al plomo de las personas", dice Fuller. Foto: Gentileza Richard Fuller.

-¿Puede darme un ejemplo concreto de algún programa llevado a cabo?

-Un ejemplo exitoso y de bajo costo es el de Dong Mai, localidad rural de la zona agrícola de Vietnam, donde hay una comunidad de alrededor de 3000 personas especializadas en el reciclado de baterías. En 2012, se realizaron análisis de sangre en 263 niños, y 100 de ellos tenían niveles entre 5 y 13 veces mayores al nivel considerado aceptable (aunque no existe un nivel seguro de exposición). La solución encontrada se basó en cinco claves: educación de la comunidad, limpieza de los interiores de las casas contaminadas, revestimiento de suelos con material compactado que encapsula los elementos contaminantes, construcción de vestuarios y duchas para los trabajadores para evitar que trasladen los tóxicos, e inspección y monitoreo de plomo en sangre. El trabajo se llevó a cabo en 49 casas y dio como resultado una disminución del 72 por ciento de plombemia en los menores de cinco años, según pudo comprobarse en estudios posteriores.

LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO CONJUNTO

-Pese a ser una de las principales causas de mortalidad en el mundo, hay un gran desconocimiento sobre este tema. ¿A qué se debe?

-Es comprensible, si se tiene en cuenta que el primer trabajo que estudió el impacto económico y en términos de costos sanitarios de todas las formas de contaminación fue el informe de la Comisión Lancet, publicado en 2017. Este nuevo enfoque repercutió posteriormente en 3500 artículos periodísticos en todo el mundo. O sea que considero que hemos hecho progresos en términos de concientización.

Detección de plomo en niños en la Municipalidad de Malambo Colombia. Foto: Gentileza Richard Fuller.

 

Detección de plomo en niños en la Municipalidad de Malambo Colombia. Foto: Gentileza Richard Fuller.

-¿Por qué cree que, tratándose de temas que afectan la salud y la economía de tantos países, debió ser una ONG la que tomara el liderazgo?

-Nuestro rol principal ha sido el de catalizadores para que todo se pusiera en marcha. Proporcionamos datos y análisis sobre el impacto de la contaminación en un país y buscamos cooperar con organizaciones asociadas y funcionarios públicos que hayan trabajado en cuestiones de polución ambiental. Este tipo de colaboración y asociaciones es básico si queremos lograr algún tipo de impacto. Una vez que los gobiernos se ponen en marcha para resolver el problema, e invierten en el control de la contaminación y la sociedad se empodera, nosotros ya no somos necesarios. Tenemos experiencias de ese tipo, aunque, lamentablemente, no ocurre con frecuencia.

-¿Qué recursos profesionales y económicos pudieron movilizar a través de las ONG?

-Lanzamos el programa Health and Pollution Action para sentar en una misma mesa a los gobiernos, los financistas y la sociedad civil, de manera de analizar juntos los desafíos que la contaminación representa para cada país y las prioridades para actuar en consecuencia. Hasta ahora, once países están involucrados en ese proceso: Colombia, Ghana, Indonesia, Kirguistán, Madagascar, Filipinas, Tanzania, Tayikistán, Tailandia, Bangladesh y Senegal.

-¿De qué modo puede generarse mayor conciencia?

-Nosotros lo intentamos a través de la investigación y la publicación de informes que dimensionen el problema. Por otra parte, también suma el hecho de ayudar a los países a construir capacidades que les permitan atacar la crisis generada por la contaminación. En los últimos diez años, notamos un incremento en la defensa del medioambiente, en especial en comunidades donde la polución es tan severa que la gente salió a protestar a las calles para exigir cambios.

*Esta nota fue escrita por una periodista de la redacción de DEF.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios