Viernes 18 de Junio de 2021

NACIONAL

29 de mayo de 2021

29/05/2021: A pocas horas del fin del confinamiento estricto, la Nación no define si habrá cambios

El Gobierno nacional aún no tomó ninguna definición ante el inminente fin del plazo de vigencia del DNU que estableció el confinamiento estricto por nueve días.

Cuando faltan pocas horas para que se acabe el confinamiento estricto, en la Casa Rosada no hubo ninguna definición que permita saber si se producirá algún cambio en el cronograma establecido por el último DNU que fijó el próximo lunes 31 de mayo como la fecha en la que se volverá a la fase anterior a esta, lo que implica que se podrá volver a circular de 6 a 20 horas, los negocios podrán abrir hasta las 19 y se podrá comer en bares y restaurantes en ese mismo horario, siempre al aire libre.

Así, mientras el gobierno porteño anunció que el lunes volverán las clases presenciales (para nivel inicial, primaria y educación especial) y el de la provincia de Buenos Aires dejó en claro que eso no ocurrirá en territorio bonaerense, a nivel nacional sólo hay interrogantes. En los distintos despachos de la Casa de Gobierno se excusaron de adelantar qué estaban evaluando, y sólo en algunas ocasiones deslizaron que lo que podría continuar —más allá del 11 de junio, cuando vence el decreto que hoy está vigente— es el cierre más estricto durante los fines de semana.

Pero nada dijeron, a pesar de que el jueves se alcanzó el máximo nivel de contagios en sólo 24 horas al registrarse 41.080 contagiados por COVID-19 en todo el país, de aplicar medidas más estrictas a partir del próximo lunes.

“El decreto se cumplirá tal y como está previsto”, fue lo único que señaló un funcionario en un despacho de la Rosada. Esto implica que el lunes 31 de mayo se volverá a la situación anterior (circulación restringida de 20 a 6, transporte público sólo para esenciales, comercios de 10 a 19, y bares y restaurantes con mesas afuera en el mismo horario) y esto se mantendrá hasta las 00 del sábado 5 de junio. Ocurre que durante el fin de semana del 5 y 6 de junio se volverá al confinamiento estricto, más parecido a la fase 1. Luego, del 7 al 11 de junio, se volverá a la instancia anterior. Y el 11 de junio el gobierno nacional, a través de un nuevo decreto, definirá como sigue todo.

Es verdad que al volver a la fase anterior, la decisión de la vuelta a clases presenciales o no —uno de los temas más calientes y más debatidos en el marco de esta cuarentena— queda en manos de cada distrito. Por eso, la comunicación de la vuelta a clases la hizo el gobierno porteño. Y lo mismo la gobernación de Buenos Aires, al anunciar que por ahora no volverán las clases presenciales en la provincia, donde se mantendrá la virtualidad. Sin embargo, sobre todos los demás temas, el gobierno nacional guardó silencio.

Desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires, advirtieron que podría producirse un adelantamiento de la fecha de las vacaciones de invierno, que en lugar de ser durante la segunda quincena de julio, podrían adelantarse para fines de junio. Y no se descarta agregar una tercera semana de vacaciones.

Algo similar anunció también el gobierno porteño, que deslizó la posibilidad de adelantar las vacaciones de invierno para evitar que los chicos tengan que ir al colegio en días de mucho frío. “Modificar el calendario es una de las herramientas que tenemos, pero todavía lo estamos evaluando, porque tenemos por delante el invierno, un protocolo que cuidar, y vamos a analizar día a día y a tomar las decisiones con los datos en la mano”, dijo Soledad Acuña, ministra de Educación porteña quien acompañó a Larreta en una conferencia de prensa que dio el viernes a la noche.

Desde el gobierno nacional, aún no se pronunciaron, ni sobre la presencialidad en las aulas, ni sobre el posible adelantamiento de las vacaciones, ni sobre ninguna otra cosa que no fuera el respeto a rajatabla del decreto de necesidad de y urgencia, que está vigente. A pocas horas de que todo cambie, al parecer, nada cambió.

COMPARTIR:

Comentarios