Domingo 22 de Mayo de 2022

18.4°

EL CLIMA EN CONCORDIA

INTERNACIONAL

18 de julio de 2021

18/07/2021: Las revelaciones del Pentágono sobre los extraterrestres: los avistamientos de ovnis, qué oculta el Área 51 y los secretos del incidente de Roswell

El informe que los Estados Unidos publicó hace unos días esconde fenómenos que tienen una larga historia de intrigas y sospechas.
Por Martin Pazos

A fines de 2020, The Astronomical Journal publicó un estudio que se hizo en base a los datos que recopiló durante años el telescopio Kepler. De acuerdo al relevamiento que hizo hay cerca de 300 millones de planetas “potencialmente habitables” en la galaxia. Es decir que las chances de que haya vida extraterrestre en algún lado del universo pueden ser concretas. Por eso, no es de extrañar que cuando se ve algo con escasa explicación científica en el cielo, inmediatamente se piense en un visitante de otro lado. El Gobierno de los Estados Unidos también lo cree así.

// El momento en que un buque de guerra de Estados Unidos es rodeado por 14 extraños objetos voladores en un nuevo video filtrado

El Pentágono dio a conocer hace unos días un informe muy esperado que analizó en detalle la presencia de ovnis en el espacio aéreo. La investigación dejó muchas dudas y no dejó una conclusión determinante. Solo arrojó una certeza: está comprobado que hay objetos o elementos captados que siguen sin tener una explicación científica, lo que alimenta cualquier clase de teoría.

Cuáles son las observaciones del Pentágono sobre los ovnis

El reporte arranca con una modificación radical en la manera de llamar a lo que se ve: son “fenómenos aéreos no identificados” (UAP, por sus siglas en ingles) y no “objetos voladores no identificados” (OVNIS). Según apunta, la investigación se hizo “para comprender la amenaza” que podría venir de algunos de estos avistajes y así “mejorar la inteligencia” para enfrentarlos.

   

“Este informe proporciona una descripción general para los responsables políticos de los desafíos asociados con caracterizar la amenaza potencial planteada por UAP al mismo tiempo que proporciona un medio para desarrollar procesos, políticas, tecnologías y capacitación relevantes para el ejército”, señala en el comienzo. Son 144 avistamientos los que analizó el Pentágono. De esos, en 18 casos, se vieron patrones inusuales de movimientos o características referidas a supuestos vuelos. El informe aclaró que no pudieron determinar si estas instancias representan una tecnología super avanzada ya que se necesitan más análisis.

Imagen de un piloto militar estadounidense de un "fenómeno aéreo no identificado". (Foto: AFP).

Muchas de las observaciones pueden ser el resultado de “errores del sensor o percepción errónea del observador”, apunta el texto militar. Por eso, agrega, requieren un estudio “riguroso adicional”. Hubo un solo elemento en el reporte del que se pudo comprobar su existencia. Se trata de un globo aerostático desinflado, que fue catalogado como basura aérea.

   

A partir de los elementos que se expusieron en el análisis elevado al presidente Joe Biden el 25 de junio, en los próximos meses el Departamento de Defensa va a desarrollar nuevas estrategias para rastrear potenciales avistamientos: coordinar la recolección de pruebas, establecer medios más formales para ese objetivo y analizar de otra forma la información que haya.

Cuándo empezaron a investigar los ovnis

La obsesión por los extraterrestres y los ovnis no es nueva. Hay todo un universo de especialistas de diferentes áreas que se perfeccionaron en la búsqueda de los objetos que la ciencia no puede determinar su origen. Las teorías de la conspiración generaron infinidad de movimientos de este estilo, sobre todo, después de la Segunda Guerra Mundial.

Imagen de un piloto militar estadounidense de un "fenómeno aéreo no identificado". (Foto: AFP).

Muchas de las observaciones pueden ser el resultado de “errores del sensor o percepción errónea del observador”, apunta el texto militar. Por eso, agrega, requieren un estudio “riguroso adicional”. Hubo un solo elemento en el reporte del que se pudo comprobar su existencia. Se trata de un globo aerostático desinflado, que fue catalogado como basura aérea.

   

A partir de los elementos que se expusieron en el análisis elevado al presidente Joe Biden el 25 de junio, en los próximos meses el Departamento de Defensa va a desarrollar nuevas estrategias para rastrear potenciales avistamientos: coordinar la recolección de pruebas, establecer medios más formales para ese objetivo y analizar de otra forma la información que haya.

Cuándo empezaron a investigar los ovnis

La obsesión por los extraterrestres y los ovnis no es nueva. Hay todo un universo de especialistas de diferentes áreas que se perfeccionaron en la búsqueda de los objetos que la ciencia no puede determinar su origen. Las teorías de la conspiración generaron infinidad de movimientos de este estilo, sobre todo, después de la Segunda Guerra Mundial.

Un muñeco que simula ser un alien, en el museo que está ubicado en Roswell. (Foto: AP)

La Guerra Fría provocó que los Estados Unidos y la entonces Unión Soviética desplegaran por el mundo una cantidad indeterminada de espías. Además, permitió que los secretos que tienen se hicieran cada vez más ocultos. “El gobierno ignora rutinariamente los ovnis y, cuando se lo presiona, emite explicaciones falsas. Su indiferencia es irresponsable, irrespetuosa con testigos creíbles, a menudo expertos, y potencialmente peligrosa”, escribió Leslie Kean, en su libro de 2010 UFOs: Generals, Pilots, and Government Officials Go on the Record.

La obra de la periodista documenta, fuera de toda ficción, las reacciones de funcionarios ante el análisis de los objetos voladores no identificados. Para eso revisó cientos de reportes gubernamentales, informes de aviación, datos de radar y estudios de casos con evidencia física que se corroboran, además de haber entrevistado a diferentes responsables de áreas y fuentes de alto nivel. “Esto simplemente trascendió la lucha de los seres humanos. Es una preocupación planetaria. ¿Por qué deberíamos asumir que ya entendemos todo lo que hay que saber?”, comentó, en una entrevista con The New Yorker.

Entre todos los fenómenos “espaciales” con más especulación posible hay dos que son los que generaron una cantidad infernal de efectos en la cultura popular, con series, películas, libros, merchandising e, incluso, turismo: el Área 51 y el incidente de Roswell.

La historiadora científica Kate Dorsch, en un reportaje con la revista Penn Today, se refirió elípticamente al incidente de Roswell que ocurrió en 1947 y que obligó al gobierno de los Estados Unidos a elaborar un reporte formal sobre el tema. Al hablar de la investigación del Pentágono, la especialista dijo: “El primer resumen de este tipo se publicó en 1948 y señaló las preocupaciones de seguridad nacional y la seguridad y salud de los pilotos. Todo está ahí en 1948, y está aquí en 2021″, resumió.

El incidente de Roswell

En 1947, cuando habían pasado un poco más de dos años del fin de la Segunda Guerra Mundial, se produjo un extraño accidente que aún hoy sigue generando teorías, especulaciones y dudas: el incidente de Roswell. Un elemento que se vio brillante en el cielo se estrelló en el desierto de Nuevo México, cerca del campo aéreo del Ejército ubicado en la ciudad que lleva ese nombre.

El comunicado de prensa militar, publicado en la portada del diario Roswell Daily Record, fue determinante. “Los muchos rumores sobre el platillo volador se hicieron realidad ayer cuando la oficina de inteligencia del Grupo de Bombarderos 509 de la Octava Fuerza Aérea, Campo Aéreo del Ejército de Roswell, tuvo la suerte de encontrar el platillo gracias a la cooperación de uno de los ganaderos locales”, informó el texto oficial.

La portada del diario Roswell Daily Record, cuando fue el famoso incidente. (Foto: archivo Roswell Daily Record)

Ese simple comunicado disparó, hasta el día de hoy, las teorías más disparatadas. Incluso, el programa de televisión Memoria, en 1995, montó un escenario en el que se “recreó” una supuesta autopsia a un extraterrestre, justamente, para demostrar la falsedad de los comentarios que se habían desparramado a través de la historia.

Unos meses antes de que saliera al aire ese momento del ciclo argentino, hubo un informe desclasificado del gobierno de los Estados Unidos que blanqueó la situación ocurrida en Roswell. Lo que se encontró en esa ciudad de Nuevo México eran restos de un reflector de un radar aerostático que las autoridades buscaban tapar como sea.

El aparato era parte del llamado “Proyecto Mogul”, uno de los primeros montados para espiar a los soviéticos, ya que la Guerra Fría empezaba a darse, de manera no oficial. Las dos potencias habían empezado a estudiarse palmo a palmo y apelaban al uso de nueva tecnología para cumplir sus objetivos.

Una nota del diario The New York Times. (Foto: archivo The New York Times)

“Los registros se localizaron y se exploraron a fondo sobre un proyecto de globos SUPER SECRETO, diseñado para intentar monitorear las pruebas nucleares soviéticas, conocido como Proyecto Mogul. Además, varios sobrevivientes fueron localizados y entrevistados, al igual que la única persona que recuperó los escombros originales de Roswell en 1947, y el exoficial que inicialmente identificó los restos como un globo”, puntualizó el documento desclasificado de 1994.

Según este reporte, se comparó toda la información obtenida y se indicó que “el material recuperado cerca de Roswell fue coherente con un dispositivo de globo y muy probablemente con uno de los del (Proyecto) Mogul que no había sido previamente recuperado”. “Los esfuerzos de investigación de la Fuerza Aérea no revelaron registros de recuperación de cualquier cuerpo o material extraterrestres”, determinó el informe.

Qué es el Área 51

El Área 51 sigue agigantando cada vez más las versiones más fantásticas sobre la posible llegada de vida extraterrestre. Es una instalación militar creada también durante la Guerra Fría, en la que se desarrollaron pruebas de eficiencia y gestión de aviones, incluidos los de reconocimiento U-2 y SR-71 Blackbird, según precisó un artículo de la BBC.

La mítica y secreta Área 51, en pleno desierto de Nevada. (Foto: Reuters)

De acuerdo a una nota de la CNN el nombre oficial de esta dependencia fue Nevada Test and Training Range, que hoy se usa como campo de entrenamiento abierto para la Fuerza Aérea de ese país. También se lo conocía con los apodos Paradise Ranch, The Ranch, Watertown y Dreamland.

Si bien durante décadas nunca habían confirmado su existencia de manera oficial, en 2013 se desclasificaron documentos desarrollados en 1992 donde se explicaba el origen de su nombre: se denomina Área 51 por su ubicación en el mapa. La información secreta refiere a que durante décadas se experimentaron con los aviones U-2 y A-12, además de los programas de vigilancia aérea OXCART. El ocultamiento y el encubrimiento de la zona tuvo que ver con la estrategia para que los soviéticos no sepan de las pruebas que se hacían allí.

// Barack Obama confirmó que los militares de EEUU vieron ovnis: “No sabemos qué son y no podemos explicar cómo se mueven”

En su gran obra Cosmos, el astrónomo y astrofísico Carl Sagan analizó los rincones más alejados del universo con rigor científico, pero también con un sentido filosófico. Acerca de si hay o no vida más allá de la Tierra, el divulgador dejó una reflexión importante que da vuelta todo ese pensamiento: “Cada uno de nosotros, en una perspectiva cósmica, es precioso. Si un humano está en desacuerdo con vos, dejalo vivir. En cientos de billones de galaxias no vas a encontrar a otro”.

 

COMPARTIR:

Comentarios