Martes 28 de Septiembre de 2021

18.4°

Despejado

ECONOMIA

20 de julio de 2021

20/07/2021: El dólar blue en su precio más alto en nueve meses: cuáles son los efectos en las importaciones y en la construcción

El paralelo llega a $182 y la brecha cambiaria supera el 88% y ya se ven las consecuencias de esta diferencia entre el tipo de cambio oficial y el paralelo que genera expectativas de devaluación.
Por: Sofía Terrile

El término brecha volvió a escucharse en alguna sobremesa o alguna charla de café. La diferencia entre el dólar oficial mayorista y el blue o paralelo alcanza este martes el 88%, su valor más alto desde aquel 150% récord en octubre de 2020, y las distorsiones que genera comienzan a sentirse de manera incipiente en la economía real.

Este martes, el paralelo escala hasta $182 y marca un nuevo máximo en nueve meses. El billete paralelo viene a un ritmo ascendente desde el mes pasado y, solo en lo que va del mes, suma $14. El contado con liquidación (CCL), otro tipo de cambio libre, aunque con intervención formal del Banco Central, ascendía este mediodía 2,4% y se ubicaba por encima de $170.

// Las tres razones por las que el dólar blue llegó a su valor más alto en nueve meses

La brecha no está baja, dice Mauro Cognetta, managing partner de la empresa de servicios financieros Big River, pero puede subir más. “La inflación esperada no bajará del 3% mensual en lo que queda del año, según estimaciones privadas. El argentino se refugia en el dólar ante eventos como los que vienen. La emisión probablemente aumente. La liquidación de la soja y el maíz ya pasó, e incluso esos precios cayeron”, proyecta, sobre los motivos que podrían hacer que esta diferencia se siga acrecentando.

TN.com.ar consultó a una decena de representantes del sector privado, que incluyeron jugadores de la industria metalúrgica, la construcción, el sector automotor y el de la electrónica, y a exportadores e importadores para entender dónde se está viendo el efecto (por el momento, incipiente) de esta mayor tensión cambiaria en la economía real.

La brecha genera distorsiones en precios, importaciones y exportaciones. (Foto: Pablo Lasansky/NA).

La distancia entre el oficial y el paralelo genera distorsiones en precios, importaciones y exportaciones. La razón es simple: si comienza a verse un dólar oficial “planchado” y los otros tipos de cambio con los que convive y que se despegan muy por encima de ese valor, se genera una expectativa de devaluación, porque comienza a ser más confuso cuál es el verdadero precio del dólar.

// Monotributo: cuándo hay que recategorizarse, con qué tabla y cuánto habrá qué pagar

La brecha genera comportamientos de cobertura: más gente acude al dólar como reserva de valor para protegerse ante una potencial devaluación; los importadores comienzan a acelerar las compras y los exportadores, a retrasar las ventas.

El sector de la construcción es el que primero en el que golpean estos movimientos del dólar. Los corralones están muy atomizados y suelen tener precios poco transparentes, incluso hacia atrás de su cadena. Un jugador del sector, que prefirió mantener su identidad en reserva, dijo a este medio que hubo aumentos de entre un 12% y un 14% la semana pasada, mientras el dólar blue hacía su danza. “Un colchón preventivo”, le dijeron.

¿Otro efecto inmediato? Subió mucho la demanda de estos materiales, a modo de acopio. Los empresarios no son los únicos que saben el efecto del avance del dólar: los consumidores también. A las compras grandes, los corralones prefieren “aguantarlas”: temen quedar atrasados con respecto a los valores que presupuestan y el que finalmente consiguen por parte de los proveedores.

Hugo Cieri, presidente de la Cámara de Corralones Unidos y Afines del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, explica que se está comenzando a ver un faltante de hierro. Sucede desde el año pasado, pero se intensificó en las últimas semanas, señala. “El año pasado había menos problemas con los insumos, pero no nos dejaban trabajar. Ahora que nos dejan trabajar, no se consigue mercadería”, apunta.

// La cotización diaria del dólar en la Argentina

En la industria se empiezan a ver algunos fenómenos que, a esta altura, ya son viejos conocidos. Uno de los “peces gordos” contaba que muchos de sus proveedores -es decir, su cadena hacia atrás- estaba tomando el valor del contado con liquidación (CCL) para hacer presupuestos. Si bien las importaciones se pagan al tipo de cambio oficial, las empresas industriales comienzan a pensar cada vez más en un “costo de reposición” mayor a medida que crece la brecha, por la expectativa de que el oficial termine alcanzando -o al menos se “ponga al día- con lo que sucede en los alternativos.

Algunas empresas, en realidad, todavía tienen que acudir al contado con liquidación para hacerle frente a deudas en dólares, por ejemplo, por las sucesivas traba que fue imponiendo el Banco Central desde que volvió el cepo en el gobierno de Mauricio Macri. Un abogado cambiario explicaba que la mayoría de sus clientes “hablan del CCL” cuando hablan del dólar: y eso, tarde o temprano, termina impactando en los precios, porque se trata de un tipo de cambio con un valor más elevado que el oficial.

En el sector automotor indicaron que la tensión se comenzó a ver en una mayor demanda de autos (otro comportamiento de cobertura de los consumidores); no así en costos y precios porque el sector todavía se maneja en dólar oficial y sus proveedores también.

Martín Guzmán y Miguel Pesce buscan contener los dólares financieros, que influyen en la cotización del blue y en la inflación. (Foto: Ministerio de Economía)

En sectores exportadores, la historia es distinta. Por ejemplo, en el caso de los servicios, cada vez que crece la brecha hay más fuga de talentos, que en vez de trabajar para empresas locales eligen hacerlo de manera remota y freelance para compañías en el exterior que les pagan a un tipo de cambio por fuera del oficial, aunque no cumplan con las normas cambiarias; fenómeno que ya se ve hace tiempo y se intensifica por estos tiempos, señalaba un representante del sector.

Con cada nueva regulación, además, los abogados cambiarios sienten el efecto porque crece su flujo de trabajo. “En lo profesional, lo que veo es un mercado cambiario cada vez más acorralado desde la perspectiva regulatoria”, explica Luciano Cativa, socio de FB Tax Legal.

Las normas y requisitos que se siguen creando sobre el mercado oficial, pero también sobre el financiero, terminan en embrollos para las empresas.

También resurgió el uso de una herramienta punitiva del Banco Central: los sumarios cambiarios. Cuando se considera que una persona incurrió en una falta a la ley cambiaria, se le abre un sumario, y puede recibir penas que van desde la imposibilidad de operar en el mercado de cambios hasta prisión de uno a cuatro años en el caso de primera reincidencia.

// Calendario de pago Anses: quienes cobran esta semana

“Los sumarios cambiarios están empezando paulatinamente. Muchos se cerraron en el 2016 por aplicación de la ley penal más benigna. Los no cerrados más los nuevos que se inician luego del 2019 vienen al ritmo natural -lentos-, pero existen”, concluye Cativa, y añade: “Este 2021 va a ser el gran año de control y sumarios luego de 2020, primer año de implementación de las restricciones que volvieron en septiembre de 2019″.

COMPARTIR:

Comentarios