Domingo 19 de Septiembre de 2021

22.5°

Nublado

ECONOMIA

1 de septiembre de 2021

01/09/2021: Alarma al otro lado del río ante una “incidencia negativa” de la apertura fronteriza

Ante la perspectiva de reapertura de los puentes internacionales emplazados sobre el río Uruguay, los directivos de los centros comerciales de los departamentos Paysandú, Salto y Río Negro (República Oriental del Uruguay)

Transmitieron sus inquietudes a los intendentes Nicolás Olivera, Andrés Lima y Omar Lafluf, en un encuentro que tuvo lugar en Fray Bentos.

En la oportunidad, se acordó que la próxima semana, en una reunión que posiblemente se realice en Paysandú, el empresariado del Litoral plasme en un borrador posibles medidas para aplicar en las zonas fronterizas, a efectos de hacerlo llegar al gobierno uruguayo, como eje de trabajo para una posterior instrumentación de las normas que estime pertinente el Poder Ejecutivo.

“Paysandú sería sede de esta primera reunión, porque ya tenemos un diagnóstico común, conocemos bien el problema, de dónde venimos antes de la pandemia, el impacto que tuvo el cierre de la frontera y la gravedad de la situación que se viene de no adoptar acciones con tiempo”, anticipó Juan Martín Della Corte, dirigente del Centro Comercial e Industrial de la ciudad uruguaya vecina a Colón.

El común denominador de la inquietud es la “incidencia negativa” que aseguran tendrá esta reapertura tras más de un año y medio de cierre, por cuanto en este período -por encima del impacto negativo de las medidas para contener el Covid-19- el sector comercial del vecino país experimentó buena actividad debido a que se cortó la sangría de recursos que cruzaba hacia Argentina, beneficiado por el tipo de cambio.

Los comerciantes de la otra orilla consideran que volver a la situación anterior a la pandemia sería un durísimo golpe para el empleo y las empresas en los departamentos de la costa del río Uruguay que se encuentran directamente involucrados, justo cuando se trata de recomponer las economías locales manteniendo la circulación dentro de fronteras del dinero que se paga por concepto de salarios y en la compra de insumos a los proveedores de cada lugar.

“Acordamos en una semana ponernos a trabajar en formular planteos concretos para una propuesta unificada por los centros comerciales, con apoyo de los intendentes, para llevarla todos juntos al gobierno nacional. Pretendemos la semana que viene tener, por lo menos, un primer borrador para impulsar el tema, porque para nosotros esto tiene que estar en primer lugar de la agenda”, prosiguió Della Corte.

Según los empresarios, los tres intendentes comparten en términos generales esta visión ante la amenaza de que se distorsionen las economías departamentales con acciones que nada tienen que ver con la integración y el turismo, sino que consideran que son simple trasiego de carácter perjudicial y que no siempre es efectuado por personas que realmente lo necesitan.

Este factor es particularmente crítico en el caso de Salto y Paysandú, ciudades ubicadas frente a Concordia y Colón, respectivamente, dado que la estrecha cercanía territorial con los puentes genera una problemática que una vez instalada resultaría muy difícil de abordar, según entienden los comerciantes uruguayos.

Entre las posibles normas a instrumentar, figuran medidas similares a lo se ha hecho antes con combustibles y tarifas, “con un pool de soluciones, porque la gravedad del dilema hace que se busquen alternativas por donde se pueda. Y tiene que hacerse antes, porque después que está instalado, ya es tarde”.

La idea de los centros comerciales –con lo que estuvieron de acuerdo los intendentes– es que se puedan efectuar preparativos y analizar medidas posibles, tanto por los comerciantes como por los gobiernos departamentales –también el nacional– frente a la gradual reapertura que se dará en los próximos meses, ante el descenso de casos de la pandemia en ambos países.

Precisamente, la idea es que con margen de tiempo se puedan analizar y procesar los elementos que implicaría este escenario, ante los antecedentes existentes a lo largo de todos estos años, por lo que esperan que desde el sistema político, liderado por intendentes y legisladores, se puedan formular propuestas en consenso para que no se reediten los problemas que ha creado el trasiego de mercadería durante mucho tiempo.

Fuente: Diario El Telégrafo de Paysandú

 

COMPARTIR:

Comentarios