Domingo 19 de Septiembre de 2021

22.5°

Nublado

INTERNACIONAL

10 de septiembre de 2021

10/09/2021: Bolsonaro dice ahora que respetará los poderes del Estado

Tras un duro discurso contra la Justicia, Jair Bolsonaro asegura que nunca tuvo "intención de agredir" a los Poderes de Brasil.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró este jueves que nunca tuvo la intención de agredir a los poderes de la nación, luego sus polémicas declaraciones contra la Justicia de su país.

"Nunca tuve la intención de atacar a ninguno de los poderes. La armonía entre estos no depende de mi voluntad, sino que es una determinación constitucional que todos, sin excepción, deben respetar", aseguró Bolsonaro.

En el documento, que fue difundido por medios locales, Bolsonaro afirmó que "las personas que ejercen el poder no tienen derecho a 'estirar la cuerda', hasta el punto de dañar la vida y la economía de los brasileños".

Todo comenzó el pasado martes 7 de septiembre, Día de la Independencia de Brasil, cuando Bolsonaro encabezó multitudinarias protestas en contra de los integrantes del Supremo Tribunal Federal (STF, equivalente a la Corte Suprema) y del Congreso Nacional.

Bolsonaro dijo que no quiso agredir a la Justicia de Brasil.

El presidente de Brasil cargó contra el juez de Supremo Tribunal Federal, Alexandre de Moraes, que investiga presuntas acciones golpistas del movimiento bolsonarista y quien ha ordenado detener a varios implicados.

Además, Moraes ordenó investigar a Bolsonaro por "calumnia e incitación al crimen" y por "difundir noticias falsas". Sin embargo, el martes, Bolsonaro desafió al Poder Judicial y atacó directamente al magistrado.

"Debemos determinar que todos los presos políticos sean puestos en libertad. Alexandre de Moraes, este presidente no cumplirá más (sus decisiones). La paciencia de nuestro pueblo se agotó", agregó el jefe de Estado. El incumplimiento de las medidas judiciales es delito, según el Código Penal.

El discurso del mandatario fue rechazado por el presidente del STF, Luiz Fux, quien apuntó: "Ofender la honra de los magistrados, incitar a la población a propagar discursos del odio contra la institución del Supremo Tribunal Federal o alentar el incumplimiento de las decisiones judiciales son prácticas antidemocráticas e ilícitas".

En este contexto, Bolsonaro aseguró este jueves que sus palabras "fueron el resultado del calor del momento y de los conflictos que siempre apuntaron al bien común".

 

COMPARTIR:

Comentarios