Lunes 18 de Octubre de 2021

10.4°

Despejado

POLITICA

21 de septiembre de 2021

21/07/2021: Tras la derrota electoral en las PASO, el ministro Bahillo transmite la autocrítica del gobierno

Juan José Bahillo, ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, sostuvo que “hacer números sería apresurado pero tenemos que trabajar fuertemente para llegar a los vecinos entrerrianos”.

“La gente tiene razón cuando nos vota y cuando no lo hace; el primer síntoma del fracaso de un dirigente político es enojarse con el ciudadano cuando no lo votan. Creo que la pandemia complicó la vida de la gente mucho más de lo que imaginábamos, la gente la pasó muy mal y las medidas o las situaciones de recomposición o de vuelta a la normalidad no cerraron todas las heridas y experiencias muy traumáticas que pasaron los vecinos en el último año y medio”, analizó tras las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

No obstante, planteó que “cuando se miran desde el Ministerio los indicadores de la actividad económica, de la reactivación, el estimador mensual de actividad y producción industrial, y demás, están mucho más altos que el año pasado que es incomparable por lo atípico que fue, pero son incluso superiores que el 2019”, aclaró.

“De todos modos, el nivel de actividad favorable está en los sectores directamente vinculados, pero los indirectamente vinculados como los comercios, los prestadores de servicios y los más vulnerables de la sociedad todavía la están pasando muy mal. Por eso la gente se enoja por la situación”, reconoció luego.

“Hacerse cargo”

Admitió, en este sentido, que “hay que hacerse cargo de la responsabilidad que nos tocó en la pandemia, que si bien no la generamos nosotros tenemos que tomar medidas por la responsabilidad institucional que tenemos. Los que tenemos experiencia en gestión pública sabíamos que con esas medidas íbamos a pagar un costo altísimo al tener que decirle a la gente permanentemente que no, y eso se tradujo ahora en el voto”.

En cuanto a la forma de resolver la situación, consideró que “lo que tenemos que hacer es vincularnos mucho más, para que la gente nos sienta más cerca”. También admitió que “hay medidas para corregir y que uno no comparte como la restricción de las exportaciones de carne que son innecesarias, pero todas las demás medidas en términos productivos son favorables”.

“La discusión hoy con los sectores productivos es cómo seguimos creciendo, como tenemos más tecnología, cómo generamos nuevos mercados, cómo se generan nuevos puestos de trabajo”, afirmó el gualeguaychuense.

Sostuvo que “son discusiones que se dan sobre la base del crecimiento de la provincia, pero eso no se traduce en votos y ahí es donde tenemos que hacer una fuerte autocrítica, porque lo que estamos teniendo es un problema de confianza o de insatisfacción de parte del ciudadano. Porque no hay una fuerte crítica hacia las medidas en términos de modelo económico productivo”.

Un mensaje a la oposición

En contraposición, se preguntó “cuál fue la propuesta de la oposición que enamoró a los entrerrianos” y aseguró que “no se la ve, no hubo dos o tres líneas de mensajes concretos que llegaran a los entrerrianos desde la oposición que los sedujo y generó la expectativa, la confianza y fueron a votar ese modelo provincial”.

“Sí hubo un voto castigo a los oficialismos fundamentalmente por la experiencia traumática que la gente ha pasado en la pandemia y que todavía no ha logrado recomponerse”, interpretó el hombre que en 2017 había sido elegido diputado nacional.

“Entonces, si tenemos política, si vemos que las medidas son las acertadas, que se está teniendo una recuperación económica importante en todos los sectores salgamos a comunicarlo, veamos cómo podemos profundizar esas medidas para que lleguen más rápido a los sectores vulnerables donde no han llegado”, dijo y agregó: “creo que el camino es por ahí, es más una reconstrucción de confianza y de comunicación con la ciudadanía que un cambio de rumbo”.

Una crítica al campo

Respecto del problema con los sectores del agro, dijo que “en alguna entidades que representan a los sectores de la actividad primaria, uno tiene la percepción de que hagamos lo que hagamos van a criticar igual, no hay medida que los satisfaga y en ese sentido hay una discusión más político-partidaria. En algunas entidades la crítica que se hace tiene más que ver con cuestiones político-partidaria que con política productiva y eso es una lástima porque contamina la mesa y la agenda a construir de medidas y políticas conjuntas”.

“Pero la enorme mayoría de las entidades que representan a los sectores productivos no tienen esa postura. Yo me reúno con arandaneros, productores porcinos, avícolas, forestales, arroceros, citricultores, y ninguno tiene esa postura, sino que por el contrario hay una sana discusión por ver cómo seguimos creciendo. Hay que dejar de lado las cuestiones político-partidarias que distorsionan la construcción de la agenda que se necesita”, refirió Bahillo.

“Nuestra obligación es trabajar con todos y escuchar a todos y salir del encasillamiento político-partidario que se da en el marco de la campaña electoral, pero cuando los sectores quedan encasillados en un mensaje más partidario que gremial se dificulta muchísimo la construcción de la agenda de trabajo”, agregó.

Impuestos: dónde buscar la solución

Por último, se refirió a la cuestión impositiva y planteó que “desde hace más de 30 años que más del 92% del costo impositivo está en el gobierno nacional, hay un 4 o 5% de impuestos provinciales y otro porcentaje similar de impuestos municipales, y quienes prestan mayores servicios por la cercanía y la responsabilidad que tenemos son los gobiernos provincial y municipales”.

Afirmó, en consecuencia, que “cambiando la presión impositiva a nivel provincial o municipal no cambiará la ecuación de rentabilidad del sector, hay que dar una discusión sobre la estructura del costo de los impuestos nacionales, ahí hay que buscar mayor optimización y se pueden hacer algunas modificaciones”.

En el mismo sentido, opinó que “las retenciones tienen que ser una cuestión evaluable de acuerdo a contextos, a precios internacionales, a volúmenes de producción. No debe ser algo fijo y sin evaluación. No digo que se tengan que sacar ya, aunque eso sea favorable, porque hoy son un sostén muy importante de las cuentas públicas, pero en algún momento hay que empezar a pensar en tener un sistema más flexible y más movible del esquema de retenciones que favorezca algún tipo de producción y desaliente alguna otra”.

Fuente: Radio de la Plaza - Análisis Digital.

COMPARTIR:

Comentarios