Lunes 6 de Diciembre de 2021

29°


MINISTERIO PUBLICO FISCAL

8 de noviembre de 2021

08/11/2021: El fiscal explicó que la banda narco de Concordia tenía "sucursales" en otras ciudades

El fiscal Francisco Azcué explicó que la investigación comenzó "en octubre de 2020" y que no se descartan más detenciones relacionadas. Actualmente hay 15 personas detenidas, cuatro menores imputados y dos personas prófugas.

En diálogo con Diario Río Uruguay, el representante del Ministerio Público Fiscal detalló que, en la investigación, "se pudo determinar categóricamente que la organización criminal llevaba estupefacientes a otras ciudades".

"De momento no las voy a mencionar porque aún estamos investigando e inclusive tenemos mucha evidencia respecto a esto", destacó. Subrayando que prefiere ser cauto, dado que "puede haber más procedimientos y más personas detenidas".

Lo que sí mencionó Azcué es que "son varias "sucursales", ya que tenían una estructura que contaba con un brazo armado, con menores de edad, con bocas de expendio; y así operaban desde Concordia".
Saldo
Hasta las primeras horas de este lunes - y tras los 31 allanamientos que se concretaron en la zona del barrio “El Sapito” - "se pudieron concretar 19 detenciones y hay 2 personas prófugas", contó el fiscal.

RELACIONADA

El detalle de los 30 allanamientos que permitieron desbaratar una banda narco criminal  
A su vez, "de esos 19, cuatro son menores", agregó. Destacando que "durante el domingo fueron indagados todos los detenidos mayores de edad, a quiénes se les va a pedir la prisión preventiva durante este lunes".

Entre lo llamativo, según Azcué, es que "esta organización utilizaba un menor de 13 años para armar bolsas de cocaína: es algo que no impactó mucho porque uno lo pudo escuchar intervenir en esto como algo tan natural ".
"Estado" paralelo y terror
Por último, Azcué no dudó en manifestar su asombro, dado que la banda "iba formando casi como un Estado paralelo en el barrio", sembrando "terror entre los vecinos; gente de trabajo y de bien quiénes prácticamente son rehén, no pudiendo salir a la calle porque las balas les pasan por encima de la cabeza".

Incluso, ante tal panorama, "los vecinos se quieren ir del barrio y estos narcotraficantes les compran sus casas para poner a parientes, amigos o incluso a gente que vive en casillas; los "abrazan" para que cometan delitos y así sumar poder".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios