Viernes 3 de Diciembre de 2021

16°


SOCIEDAD

15 de noviembre de 2021

15/11/2021: Entre “supido” y sabido: el origen de la confusión de Victoria Tolosa Paz

Entre “supido” y sabido: el origen de la confusión de Victoria Tolosa Paz “Hemos supido abrazar”, dijo la candidata del Frente de Todos después de votar. El error le valió muchas burlas en redes sociales.
Por: Silvana Stabielli

Estuvieron meses preparándose para este día. Seguramente con nervios y cansancio, los candidatos llegaron a votar en estas elecciones. Esta situación se hizo más evidente con el furcio de la candidata del Frente Todos en provincia de Buenos Aires.

A la salida de la escuela donde votó, Victoria Tolosa Paz habló con los periodistas. Se refirió a la amplia participación y afirmó: “Hemos *supido abrazar y conquistar el pueblo de la provincia”.

El error fue motivo de burlas en Twitter. Más allá de haberse ganado todos esos comentarios, podemos reflexionar sobre la naturaleza de este problema tan frecuente: los furcios. Las distracciones, las lagunas, decir una palabra por otra son algunas de las variantes más habituales.

 

¿Qué es un furcio? El diccionario RAE lo define como “equivocación cometida al hablar” y señala que la palabra es un modismo de Latinoamérica. Si bien podría ser reemplazado por “error”, hay algo de involuntario en el emisor al momento de cometer un furcio. No es una equivocación por ignorancia, tiene que ver con un estado emocional y muchas veces con el compromiso de hablar en público.

Victoria Tolosa Paz está muy acostumbrada a tomar la palabra, lo sabe hacer. Sin embargo, algún factor especial habrá provocado la confusión de esta forma del verbo “saber”. El furcio de la candidata nos permite una reflexión sobre algunos verbos irregulares.

 

“Sabido” es como “temido”

“Saber” es un verbo irregular, pero su participio “sabido” se forma como el de “temer”, con la raíz y la terminación “ido”.

Para ver si un verbo es irregular, hay que comprobar si su conjugación se asimila al verbo modelo de segunda conjugación “temer”. “Saber” es de segunda conjugación, pero es irregular. Mientras “temer” mantiene la raíz y solo cambia las desinencias, “saber” cambia totalmente en la conjugación.

  • Temer: yo temo, yo temí, yo temeré
  • Saber: yo sé, yo supe, yo sabré

Sin embargo en el caso del participio, el comportamiento del verbo “saber” es regular: “sabido” como “temido”.

Entre “supido” y sabido: el origen de la confusión de Victoria Tolosa Paz

El origen de la confusión de Tolosa Paz

La asimilación puede llevar a cometer errores cuando se trata de verbos irregulares. Es muy frecuente que los chicos digan *ponido, *volvido o *escribido. ¿Por qué? Porque asimilan la formación de estos participios con los del verbo modelo. Como de “temer” es “temido” tendría que ser *ponido en lugar de “puesto”. Lo mismo ocurre con “volver” y “vuelto” y en el caso de “escribir” es “escrito” y no la forma que se comporta como el el del verbo modelo “partir”, “partido”.

La asimilación no es el fenómeno que explica el furcio de la candidata. Hay una posibilidad de cercanía con algunas formas del verbo “caber”: “cupo”, “cupimos”, “cupieron”. Sin embargo, al igual que en el caso de “saber”, el participio es “cabido”.

Estas aclaraciones gramaticales nos sirvieron para repasar algunos verbos irregulares. Aunque fue una buena excusa, no alcanzaron para entender por qué Tolosa Paz dijo *supido por “sabido”. En los furcios las razones emocionales son las que mejor explican la situación: nervios, cansancio y la mañana de un día agitado.

COMPARTIR:

Comentarios