Lunes 30 de Enero de 2023

33.1°

EL CLIMA EN CONCORDIA

POLITICA

3 de marzo de 2022

03/03/2022: Ricardo Jaime sufrió una descompensación de salud en la cárcel de Ezeiza

El ex secretario de Transporte fue trasladado al hospital Italiano y se negó a quedar internado allí
Por: Omar Lavieri

Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte del kirchnerismo, tuvo un “episodio compatible aunque no diagnosticado” con un accidente cerebrovascular (ACV) la semana pasada en la cárcel de Ezeiza en la que se encuentra detenido por orden del Tribunal Oral Federal 6 que lo juzga por cuatro casos de corrupción.

El problema de salud de Jaime que sucedió el domingo 27 de febrero, se difundió por la cuenta de Twitter que administran sus familiares. Allí el 2 de marzo a las 11.09 PM se publicó lo siguiente: “Anoche vino la médica y en (Sic) jefe de turno para decirme que hoy tenían que llevarme al Hospital porque lo del domingo fue un ACV y necesitan continuar con los estudios. Me negué 6 AÑOS de Prisión Preventiva es ILEGAL y que sea lo que Dios quiera”.

Según explicaron fuentes judiciales a Infobae, el ex secretario de Transporte: “Se mareó y se le nubló la vista. Tuvo un episodio compatible con un ACV pero aún no fue diagnosticado como tal”. Las fuentes judiciales señalaron que Jaime fue trasladado al hospital Italiano donde fue revisado en la guardia. Y según el parte médico del Servicio Penitenciario Federal (SPF) se le hicieron estudios de laboratorio que resultaron “negativos” y una resonancia magnética que no mostró “lesiones isquémicas agudas”.

Las fuentes también confirmaron lo que se dice en el tweet de la cuenta manejada por los familiares de Jaime: el ex funcionario se negó a permanecer en el Italiano a pesar de que los médicos del lugar le aconsejaron la internación y también se opuso a volver a ser trasladado desde la cárcel para que se le hicieran controles. Jaime firmó un acta en el que quedó asentada su negativa.

Jaime está detenido por orden del Tribunal Oral Federal 6 y los jueces, según las fuentes, solicitaron que el Servicio Penitenciario Federal realice un informe médico cada 48 horas para monitorear el estado de salud del ex secretario de Transporte. El parte médico firmado hoy pasado el mediodía señala que: " Actualmente el paciente se encuentra en buen estado general, lúcido y deambula sin dificultad”.

El juicio contra Jaime comenzó en 2019: se lo acusa por enriquecimiento ilícito, dos casos por el uso de autos en beneficio propio y por la compra de trenes chatarra a España y Portugal. Fue detenido en abril de 2016 por orden del juez Julián Ercolini quien investigaba la compra de material ferroviario en Europa. Entre 2018 y 2020 además cumplió en prisión parte de su condena por la Tragedia de Once, decisión que todavía no está firme pero que había sido confirmada por Casación. Desde 2020 hasta ahora sigue detenido por orden del Tribunal Oral Federal 6 donde el juicio está llegando a su fin.

La fiscal del juicio Gabriela Baigún- cuando abrió su alegato en noviembre del año pasado- fue directa: “Jaime se enriqueció ilícitamente mientras fue funcionario público”. Baigún había hecho una introducción en la que, además de asegurar que tiene probado el enriquecimiento, dijo que era “pobre” cuando llegó al cargo, pero eso cambió porque " los favores de los empresarios no tardaron en llegar”. La fiscal concluyó que Jaime “intentó disimular su crecimiento patrimonial mediante testaferros”. Por eso, señaló: “Se ha probado que se enriqueció de manera apreciable e injustificada cuando fue funcionario público”. Baigún ha calificado al expediente como “un caso de libro sobre los funcionarios que se enriquecen”. Baigún pidió una pena de ocho años de prisión para Jaime.

La causa por enriquecimiento ilícito se inició en 2008. Desde entonces y hasta 2012 estuvo a cargo interinamente del juzgado donde se investigaba el crecimiento patrimonial de Jaime, el fallecido juez Norberto Oyarbide. En octubre de 2012 se hizo cargo del juzgado Sebastián Casanello, quien procesó a Jaime y a los testaferros en 2014. En 2016 el fiscal Carlos Rívolo formalizó la acusación para que el expediente pasara a juicio oral y público.

En 2018, Jaime había pactado con la fiscal Baigún un acuerdo para declararse culpable del delito de enriquecimiento ilícito en un juicio abreviado. Había acordado cumplir una pena y devolver parte del dinero que había conseguido de manera ilícita. Pero el TOF 6 rechazó el acuerdo y se inició el juicio.

En 2019 comenzó el juicio en el Tribunal Oral Federal 6. Se suspendió por la pandemia y se reinició vía Zoom. Los jueces Julio Panelo, Fernando Canero, José Martínez Sobrino y Ricardo Basílico (como cuarto juez) escucharon a unos 300 testigos. En febrero pasado cuando recomenzó el juicio luego de renunció el juez Martínez Sobrino y las defensas de los imputados plantearon la nulidad del juicio por el cambio de composición del Tribunal: Basílico quedó como tercer juez. El juicio ha entrado en la etapa final y el veredicto se espera para las próximas semanas.

Jaime es el único ex funcionario kirchnerista que sigue detenido. Fue el primero en ser detenido y también fue el primero en confesar haber cobrado coimas de dos empresarios a los que debía controlar mientras fue secretario de Estado. Aquella confesión fue en octubre de 2015. Y tiene una condena firme por ese caso.

COMPARTIR:

Comentarios