Domingo 22 de Mayo de 2022

18.4°

EL CLIMA EN CONCORDIA

SOCIEDAD

2 de abril de 2022

02/04/2022: “Váyanse ustedes que tienen hijos”: la historia del soldado que les salvó la vida a 120 compañeros

Oscar Poltronieri tenía 18 años cuando hizo caso omiso a una orden de retirada en el Monte Dos Hermanas y decidió quedarse a defender un avance británico de más de 600 soldados.

Corrían las seis de la mañana del 12 de junio cuando Oscar Poltronieri se apostó en una de las tres ametralladoras que tenía el regimiento 6 de Mercedes, ubicado en el Monte Dos Hermanas. El día anterior, las tropas inglesas habían superado al regimiento 7 de La Plata y al 4 de Monte Caseros, y el avance era tan veloz como efectivo.

 

Oscar, oriundo de Mercedes, no se imaginaba que en pocos minutos iba a ser el protagonista de una de las mayores hazañas que existieron en la Guerra de Malvinas, cuando el ejército británico comenzó a avanzar.

“¡Vayanse ustedes que tienen hijos! Yo me quedo”, le gritó al subteniente Esteban Lamadrid y al sargento Tito Echeverría. Minutos antes habían matado a Carlos Rolheisser, su amigo con el que había hecho la colimba durante un mes.

Sus superiores le insistieron para que se retirara junto al resto, pero habían matado a su amigo y él tenía sed de revancha. Se quedó solo, mientras 120 soldados corrían hacia atrás e intentaban esquivar las balas, y otros 600 ingleses intentaban avanzar.

“Váyanse ustedes que tienen hijos”: la historia del soldado que les salvó la vida a 120 compañeros

Si las tropas inglesas lograban avanzar por el Monte Dos Hermanas, él y sus compañeros hubiesen muerto al instante. Pero Poltronieri tenía una sola idea en su cabeza: cargar la ametralladora y disparar.

Los contuvo lo necesario -alrededor de 10 horas- como para que el resto del batallón argentino pudiera hacer la retirada a tiempo y sin bajas. Su pelotón creyó que había muerto. Incluso, ni él sabe cómo es que sigue con vida. El destino le tenía preparado algo grande, y lo logró.

Su acto de valentía le valió La Cruz de la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate, convirtiéndose así en el único soldado conscripto vivo en recibir la condecoración, ya que se las otorgaron a otros seis oficiales. En Inglaterra también lo premiaron: recibió La Cruz de Hierro al Valor.

La vuelta de Malvinas: su padre no sabía que había ido a la guerra y su madre estaba internada

Al igual que miles de soldados de Malvinas, Oscar llegó escondido a Campo de Mayo y al otro día trasladaron a su regimiento a Mercedes. Según contó en entrevistas, solo lo esperaron las maestras de su ciudad con algunos chicos.

Apenas llegó, quiso ver a su madre, pero ella estaba internada porque pensó que su hijo había muerto en combate. La fue a buscar al hospital y le dio un fuerte abrazo, no le contó nunca la historia, hasta que lo llamaron para entregarle la medalla y el teniente Abella le relató lo sucedido.

Oscar Poltronieri (derecha) en un evento para conmemorar a los caidos por la guerra de Malvinas. (Foto: Facebook / Oscar Poltronieri).

Oscar Poltronieri (derecha) en un evento para conmemorar a los caidos por la guerra de Malvinas. (Foto: Facebook / Oscar Poltronieri).

Su padre, separado de su madre, vivía y trabajaba en un campo en Roque Pérez y nunca se enteró de que él había ido a Malvinas. Insólitamente, uno de sus patrones le llevó una revista y le dijo: “Che, ¿este Poltronieri es algo tuyo?”. Al otro día le permitió faltar al trabajo y lo llevó a Mercedes.

El reencuentro fue tan emotivo como esperado, y hoy su papá vive en Mercedes. Oscar recuerda la Guerra de Malvinas a diario y lucha por el reconocimiento: no suyo, sino de todos sus compañeros caídos en combate.

Leé también: Murió en la guerra de Malvinas y sus padres conservan su habitación intacta: “Es nuestro templo”

De vender calcomanías de las Malvinas en el tren a tener su propia casa

Los primeros años de Oscar Poltronieri luego de la Guerra de Malvinas fueron muy duros. Los soldados no tenían pensión, no los tomaban en las empresas y los rechazaban en las entrevistas de trabajo.

De hecho, se ganó la vida durante unos meses en un tren vendiendo calcomanías de Malvinas a colaboración hasta que lo encontró un amigo en el tren y lo llevó a trabajar en un tambo. Luego, recibió la primera pensión -de 70 pesos- durante el gobierno de Alfonsín, y hoy recibe la pensión de la provincia y de la Nación.

40 años después del inicio de la Guerra de Malvinas, Oscar vive hoy junto a su esposa a unas cuadras del ingreso a Mercedes, en una casa pequeña construida en un terreno compartido.

COMPARTIR:

Comentarios