Viernes 27 de Enero de 2023

32.2°

EL CLIMA EN CONCORDIA

POLICIALES

17 de diciembre de 2022

17/12/2022: Crimen de Lautaro Morello: detuvieron al hijo y al sobrino de un comisario de la Policía Bonaerense

El cuerpo de la víctima lo encontraron calcinado. Ya fue sometido a un examen que arrojó que la data de muerte es de aproximadamente 7 días.

Este jueves por la noche detuvieron a Cristian Centurión, hijo del comisario Mayor de la Policía Bonaerense, Francisco Centurión, y a su sobrino, Maximiliano Centurión. Los sospechosos fueron arrestados por el crimen de Lautaro Morello y por la desaparición de Lucas Escalante a pedido de la fiscalía a cargo del caso. En concreto, los acusan de homicidio agravado por ensañamiento y alevosía.

Luego del macabro hallazgo del cuerpo de Lautaro, el joven que hace una semana desapareció junto a un amigo en Florencio Varela, el cual fue encontrado semicalcinado y con signos de haber sufrido una asfixia mecánica, según reveló el resultado preliminar de la autopsia a la que fue sometido el cadáver, las pesquisas continúan con la investigación.

El chico de 18 años era buscado desde el viernes pasado, cuando salió junto a Lucas Escalante (25) -que todavía permanece desaparecido- a festejar el triunfo de la Selección argentina ante Países Bajos por el Mundial de Qatar.

El de la izquierda es Lautaro Morello, de 18 años; el de la derecha, Lucas Escalante, de 26. (Fotos: Facebook/Aldana Morelllo - Instagram/@escalanteeeee)

El de la izquierda es Lautaro Morello, de 18 años; el de la derecha, Lucas Escalante, de 26. (Fotos: Facebook/Aldana Morelllo - Instagram/@escalanteeeee)

El hallazgo del cuerpo se produjo cerca de las 21.30 de este jueves a la vera de la autopista en construcción “Buen Ayre”, en Guernica, partido de Presidente Perón. A un hombre que se dirigía a una zona rural aledaña le llamó la atención la presencia de un bulto, se detuvo e inmediatamente llamó a la Policía.

A través de fuentes del caso, TN pudo saber que el cuerpo estaba recostado boca abajo, semicalcinado y en avanzado estado de descomposición. La aparición de unas zapatillas marca Vans de color negro en el lugar del hallazgo sugería la posibilidad de que se tratara de Lautaro. La última vez que fue visto, el joven llevaba un calzado similar, una bermuda de jean y una camiseta de la Selección. Este viernes, los investigadores confirmaron que era él.

Qué arrojó la autopsia

Tras los peritajes de rigor, el cuerpo fue llevado a la Morgue Judicial de La Plata donde los médicos forenses que realizaron la autopsia determinaron que la muerte se produjo por una “asfixia mecánica” y que la data del fallecimiento era de aproximadamente 7 días. Lautaro fue visto por última vez hace exactamente una semana, por lo que se cree que fue asesinado el mismo día de su desaparición.

Además de la ropa y calzado, los familiares lo reconocieron por un piercing. A su vez, los peritos confirmaron que el cuerpo no estaba carbonizado -por ende- había tejido blando y duro de los restos óseos y órganos. El mismo estaba “parcialmente quemado” y las heridas no provocaron la muerte. El cadáver estaba en un avanzado estado de descomposición ya que estuvo a la intemperie en jornadas donde hubo 40 grados y lluvias.

Por su parte, los peritos no hallaron pertenencias del joven en el lugar del hallazgo, tales como llaves o su celular. Según pudo saber TN, la causa por “averiguación de paradero” (que investiga la desaparición de Lucas Escalante) quedó unificada con la del “homicidio” y está siendo investigada únicamente por la UFI N°2 de Florencio Varela, por lo que el fiscal Álvaro Garganta quedó apartado de la misma.

La desaparición de Lautaro Morello y Lucas Escalante

El viernes 9, Lucas pasó a buscar a Lautaro en un BMW 135 color azul. La idea era ir a una fiesta para celebrar el triunfo de la Selección argentina ante Países Bajos por el Mundial de Qatar. A las 22.30, los celulares de ambos se apagaron. El auto apareció horas más tarde completamente calcinado en el cruce de rutas 6 y 53, en la zona de Abasto, La Plata.

La Unidad Funcional N° 2 de Florencio Varela, a cargo de la fiscal Mariana Dongiovanni, abrió una investigación tras el ingreso de la denuncia en la Comisaría 4ta. A lo largo de la semana se realizaron sin éxito diferentes rastrillajes en la zona donde fue hallado el auto. A última hora del jueves se conoció el hallazgo de un cuerpo quemado en Guernica. En las primeras horas de la tarde de este viernes, los investigadores confirmaron que se trataba de Lautaro.

El cuerpo fue llevado a Morgue Judicial de La Plata donde los médicos forenses que realizaron la autopsia determinaron que la muerte se produjo por una “asfixia mecánica” y que la data de muerte era de entre 7 y 15 días.

Allanaron la casa de un comisario

El hallazgo se concretó un día después de un allanamiento en la casa de un comisario mayor de la policía bonaerense radicado en Florencio Varela, ante los indicios de que los dos jóvenes desaparecidos estuvieron en la vivienda, situada en el barrio La Capilla, de Florencio Varela a pocos metros de la ruta provincial 53. Ese sería el último lugar donde los vieron con vida.

Los investigadores establecieron que el BMW estuvo estacionado en la puerta de la vivienda la noche que Lucas y Lautaro desaparecieron. Cuando los funcionarios judiciales le preguntaron al hijo del comisario mayor si los había visto esa noche, el joven de 24 años, que estudia en la escuela de oficiales de la policía bonaerense Juan Vucetich, aseguró que no estuvo con ellos.

En las últimas horas trascendió que el joven habría mentido para ocultar un elemento que lo compromete, y sospechan que le entregaba a Lucas vales destinados a la carga de combustible de móviles policiales.

A partir de esta información, desde la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense se inició un sumario administrativo contra el comisario mayor por la presunta malversación de caudales públicos. Por este hecho, el comisario mayor no fue imputado formalmente en la desaparición de Lucas y Lautaro. De todos modos, sí se detuvo a su hijo y a su sobrino.

Allanamientos en Guernica por la desaparición de Lucas y Lautaro (Foto: Télam)

Allanamientos en Guernica por la desaparición de Lucas y Lautaro (Foto: Télam)

Por estas horas, los investigadores se encuentran realizando relevamientos de más cámaras de seguridad en la zona del barrio La Capilla, de las zonas aledañas al lugar del hallazgo, y los cruces de las comunicaciones telefónicas. En tanto, este sábado se llevarán a cabo una serie de rastrillajes, continuando con los trabajos que se efectuaron durante toda la semana desde la desaparición.

La abuela de Lautaro rompió el silencio

Tras recibir la noticia del hallazgo, los familiares de Lautaro decidieron manifestarse en las puertas de la Fiscalía Descentralizada de Florencio Varela, en donde pidieron justicia y exigieron que en la causa intervengan las fuerzas federales.

 

“Queremos que actúe la gendarmería y que le permitan actuar a la Policía Federal para que esto se sepa. Tenemos que saber quién tuvo a Lautaro, quién se atrevió a tocarlo. Ya no podemos hacer más nada, no hay nada que hacer, nada que decir. Nunca nos vamos a reponer de esto, nos quitaron un pedazo de corazón a cada uno”, alcanzó a pronunciar la mujer mayor entre lágrimas.

A su vez, le pidió a los medios que “presionen” para que la carátula del caso cambie y que no quede en el olvido. “No queremos que se olviden, no queremos que Lautaro sea un chico más”, manifestó. Y rogó: “No dejen que esto se enfríe”.

No obstante, pese a que las prendas que fueron encontradas junto al hallazgo del cadáver son similares a las que vestía Lautaro el viernes pasado, último día que fue visto, su abuela sentenció que hasta tanto no esté el resultado final de la autopsia, “no lo aceptarán”.

Sigue la búsqueda de Lucas Escalante

Este sábado, los investigadores continuarán con la búsqueda de Lucas Escalante. Hasta el momento no se tienen rastros del joven de 26 años. En ese contexto, los efectivos de la DDI de La Matanza y oficiales de la Policía Bonaerense llevaran a cabo nuevos rastrillajes en el descampado situado en la Ruta 33, lugar donde encontraron el vehículo calcinado y el cuerpo de Lautaro.

En tanto, el padre de Lucas, Hilario Escalante, habló el jueves ante los medios y sostuvo: “Hace 32 años estoy en Varela, todos son amigos, ¿por qué salta que estoy escondido? “Yo me dedico a la construcción acá en la zona. No tengo ningún roce con ningún colega, no creo que tengan quejas de mi”, expresó.

COMPARTIR:

Comentarios