Martes 7 de Febrero de 2023

38°

EL CLIMA EN CONCORDIA

POLITICA

22 de diciembre de 2022

22/12/2022: Frigerio negó ausencias en Diputados, trazó líneas de cómo propone gobernar Entre Ríos y admitió que dialoga frecuentemente con Bordet

Entrevistado en el programa de televisión Cuestión de Fondo (Canal 9, Litoral), el diputado nacional y precandidato a gobernador Rogelio Frigerio (Juntos por Entre Ríos) repasó los temas más preocupantes a nivel provincial.

Aseveró que nunca faltó a ninguna sesión de la Cámara de Diputados de la Nación e incluso indicó que participa de las reuniones de Comisión. También, se refirió al proceso electoral del año que viene e indicó que en su espacio habrá internas, aunque lo más importante es transmitirles a los entrerrianos las propuestas para solucionar los problemas crónicos que se padecen.

Marcó como preocupación algunas situaciones que se dan al interior del Poder Ejecutivo como los sobresueldos en algunas áreas; planteó que es necesario sincerar la situación de la Caja de Jubilaciones y Pensiones porque el actual sistema no puede seguir reproduciéndose, y criticó con severidad la situación de los contratos en la Legislatura provincial.

Aseveró, respecto del diálogo político, que conversa de manera asidua con el gobernador Gustavo Bordet; que también lo hace con Enrique Cresto y Adán Bahl. Al respecto, indicó que a nadie le debería sorprender esos diálogos, porque son normales en una democracia. “Apuesto a una Argentina donde el diálogo no sea la excepción sino la norma”, resaltó.

Su rol en el Congreso

-¿Cuántos proyectos presentó en la Cámara de Diputados, cuántos se aprobaron y cuántas sesiones estuvo ausente?
-No falté nunca a ninguna sesión.

-¿Seguro?
-Cien por ciento.

-Pero, su colega Marcelo Cassaretto siempre dice lo contrario.
-No me voy a meter en esa discusión. También participo de las reuniones de Comisión. Y presenté muchos proyectos. A mí, como a la gran mayoría de mis compañeros en la oposición es muy difícil que nuestros proyectos sean transformados en ley porque somos minorías y porque el oficialismo, permanentemente, obstruye en las comisiones que preside casi en su totalidad los proyectos de las minorías. Muy probablemente, la gran mayoría de los diputados de la oposición terminen este año sin ningún proyecto propio aprobado. Estoy intentando, al que le pongo más fichas, es un proyecto de economías regionales. Nosotros somos una provincia que tiene el mayor peso y cantidad de economías regionales en sus productos; y ojalá pueda ver la luz y salir adelante en la Comisión de Economías Regionales y de Presupuestos y ojalá sea el año que viene.

-El proceso electoral del año que viene no será el mismo que el 2021 cuando llegó al Congreso Nacional. Y le será más difícil lograr una victoria en Entre Ríos. ¿Qué espera para el 2023?
-Nunca un proceso electoral es igual a otro. Claramente, la historia provincial nuestra lo demuestra: las elecciones legislativas (de medio término) son iguales a las generales. Nosotros tenemos que proponerles a los vecinos, a los ciudadanos entrerrianos, alternativas superadoras de estos larguísimos 20 años gobernados por el mismo signo político. Y darles tranquilidad a los entrerrianos que si Juntos por Entre Ríos gobierna va a tener la capacidad, los equipos y el plan para hacer eficientes y empezar, sí, ahora, estos problemas que se vienen acumulando desde hace tanto tiempo sin solución. Y si logramos hacerlo, vamos a tener éxito como lo tuvimos en las elecciones pasadas donde obtuvimos 25 puntos de diferencias.

-¿Usted es consciente que tendrá un proceso de denuncias en su contra?
-Eso empezó el año pasado. Después de una dilatada trayectoria en la política, donde nunca he tenido denuncias de ningún tuve, el año pasado tuve la primera denuncia en medio de la campaña electoral. Estoy preparado para que eso vuelva a ocurrir. Lamentablemente, la política en Argentina tiene estas características. Y no tengo nada que ocultar. Así como logré que se desestimara la denuncia del año pasado, si me denuncian de nuevo por cualquier otra cosa, seguramente, pasará lo mismo.

-Hoy tiene causas judiciales abiertas.
-Ninguna.

El Estado provincial

-¿Qué áreas del Estado entrerriano considera más flojas en la actualidad?
-En la Argentina, las provincias son responsables de proveer los bienes y servicios públicos sensibles para la sociedad. Me refiero a la Salud, la Educación, la Seguridad y la Justicia, salvo la Federal. Yo creo que en todos esos planos estamos mal; en todos esos planos tenemos muchísimas cosas por corregir. Y a esto hay que agregarle la infraestructura local que también es responsabilidad de la provincia; y por supuesto tenemos muchísimo por hacer. Pero, uno cuando aspira a gobernar; cuando uno aspira a tener la voluntad popular para lograr transformar lo que uno quiere transformar, en este caso, la Provincia de Entre Ríos, gobierna sin beneficio de inventario. Nosotros vamos a gobernar -si la gente así lo quiere- y vamos a recibir a la provincia cómo la recibamos, porque estamos convencidísimo del enorme potencial que tiene nuestra Provincia y se está durmiendo una siesta eterna de la cual tenemos que despertar.

-Usted considera que existen sobre sueldos en la administración pública, en algunas áreas del gobierno entrerriano. Algunos legalizados como el de ser síndico en varios organismos; otros a través de adscripciones donde aparecen doble sueldo. ¿Estudiará esta situación?
-Por supuesto que sí. Nosotros tenemos la obligación moral de tener un Estado que gaste lo indispensable y que atienda lo rigurosamente indispensable. Porque tenemos que darle espacio impositivo, espacio fiscal a una reducción de impuestos, sino no tenemos salida. Si no vamos a salir por el trabajo y por la educación, no tenemos salida. Para fomentar el trabajo en el sector privado, una de las cosas que tenemos que hacer es bajar la tremenda presión impositiva que tiene nuestra provincia y, por supuesto, también nuestro país. Y hace, entre otras cosas, que tengamos la energía más cara de la Argentina. Y si mantenemos el statu quo no va a cambiar la situación. Y para eso hay que revisar uno por uno los gastos del Estado, qué gasto no es indispensable, qué gasto está asociado a los privilegios de la política y que la política protege y apaña; y cortar con esos gastos, sin duda.

Gas Nea

-El gobierno solicitó al Energas el cese de la actuación de GasNea en Entre Ríos por incumplimientos y hacerse cargo de esa situación. Hoy por hoy, se volvió a provincializar. ¿Tiene postura de esto?
-Lo pude hablar con el gobernador. Por supuesto, es un tema que me preocupa muchísimo. Esta es una provincia con muy poca cobertura de gas natural; con una empresa, que más allá de las explicaciones que nos pueda dar de las tarifas que es siempre lo que plantean las empresas, no logró cubrir este déficit enorme. Donde las inversiones que hubieron fueron siempre por parte de la Provincia, pagadas por los mismos entrerrianos a través de sus impuestos, así que claramente había que hacer algo. El gobernador tomó esta medida y nosotros estamos expectantes para ver qué pasa. Lo importante, más allá de los instrumentos que tengamos, nuestra provincia tenga una red de cobertura de gas natural que, entre otras cosas, impulsa el desarrollo. Porque hay muchas inversiones que no vienen a Entre Ríos y van a Córdoba, a Santa Fe, porque en una parte significativa del territorio entrerriano no hay red de gas y eso es algo que tenemos que corregir.

Traspaso de la Uader

-¿Ha seguido el traspaso de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) a la Nación?
-Por supuesto lo he seguido. Lamentablemente, no lo hemos podido discutir, porque fue una sesión vergonzosa que terminó levantándose y era un tema importante como éste y como otros temas vinculados a universidades de distintos lugares del país no se pudo discutir. Creo que es un tema que hay que debatirlo. Entre Ríos destina muchísimos recursos a la educación superior, cerca de 10 mil millones de pesos. Mientras otras provincias reciben esa educación superior a partir del presupuesto nacional. Y me parece que ahí hay un tema de equidad en la distribución de los recursos en el territorio argentino que hay que discutir y hay que resolver. Nosotros somos una provincia empobrecida, con una gran fragilidad fiscal y financiera. Y claramente, si el Estado Nacional destina recursos para la educación superior en otras provincias y no lo hace en Entre Ríos, no lo hace en la misma magnitud en Entre Ríos, eso es algo que me gusta discutir y creo que el lugar es el Parlamento nacional.

Caja de Jubilaciones y Pensiones

-Está siguiendo todo el tema de la Caja de Jubilaciones. Hoy estamos hablando de un déficit crónico del orden del 30 por ciento de sus egresos. Es decir, gasta 100 y recauda 70. Se estima que el déficit para el año próximo ascenderá a 65 mil millones de pesos más la inflación prevista. ¿Tiene algo previsto al respecto?
-Estamos trabajando en eso. El tema con nuestros equipos técnicos, porque claramente es un tema fundamental para la provincia. El déficit del sistema previsional en Entre Ríos explica el 100 por ciento del déficit público global de la provincia. En consecuencia, no podemos quedarnos de brazos cruzados. Hace demasiado tiempo que estamos pateando la pelota para adelante, como si eso se pudiera hacer eternamente. Hay dos planos para discutir. El del corto plazo que tiene que ver con lo que decíamos antes, eliminar privilegios y situaciones difíciles de explicar, duplicaciones que reciben algunos jubilados, frente a una magra jubilación que recibe la mayoría de los que tienen algún tipo de beneficio por parte de nuestro sistema previsional provincial. Y después hay una cuestión más estructural que también hay que discutir. Obviamente, tenemos que discutir qué hacemos con el servicio previsional, nuestro sistema de jubilación; para que no solo los actuales jubilados tengan un ingreso digno; sino también para garantizarles a los futuros jubilados que esto va a poder sostenerse en el tiempo. Y para eso, lo que hay que hacer es mirar a los ojos a la gente y decirle la verdad: esto es insostenible en el largo plazo. Por dos factores: primero, porque cada vez más la humanidad tiene una sobrevida mayor. Y, segundo, porque en el caso de Argentina y específicamente en el caso de Entre Ríos, cada vez son menos los aportantes del sistema. Entonces, tenemos más jubilados y menos aportantes. Esa es una ecuación que es insostenible. En consecuencia, como en todos los órdenes de la vida, lo peor es mirar para otro lado. Acá hace falta coraje para empezar a discutir una solución a este tema, de corto plazo eliminando los privilegios y en el largo plazo adecuando el sistema previsional a las nuevas condiciones de longevidad, de vida que tiene nuestra población.

Poder Judicial

-En el Poder Judicial, de nueve integrantes del Superior Tribunal, el gobernador Gustavo Bordet en sus dos mandatos ha nominado a cinco de sus vocales, incluyendo los dos últimos propuestos con una mayoría proveniente de Concordia. ¿Qué hará su espacio político? ¿Harán algún planteo, alguna objeción?
-Por supuesto, es una obligación que tienen nuestros legisladores.

-Pero, no siempre lo estudian ni preguntan con firmeza.
-Espero que lo hagan. Porque es una obligación del Senado. Y espero que las propuestas que surjan del Ejecutivo sean una propuesta de jueces probos, de jueces que no estén vinculados con la política. Tenemos realmente terminar con esta idea que lo mejor para la Justicia es tener jueces amigos, que promulgan con nuestra camiseta partidaria. Está claro eso. No tenemos una calidad institucional en términos de un Poder independiente como la Justicia como los argentinos y los entrerrianos merecemos. Y parte, en primera instancia, de elegir jueces probos, a los mejores; no, a los amigos o a los de mi ciudad. Nosotros nos manejaríamos de esa manera si tuviéramos esa responsabilidad. Y espero que el oficialismo, aunque sea en esta etapa final de su gobierno haga lo mismo.

-¿Cómo ha visto a la Justicia entrerriana ante casos de corrupción, especialmente en los dos últimos años?
-Es imposible contestar esa pregunta sin hacer un análisis correlativo con lo que sucede a nivel nacional y a nivel de otras provincias. No es un usual en la Argentina tener a un ex gobernador condenado por la Justicia. Y yo creo que eso merece un reconocimiento, evidentemente, la Justicia está trabajando. ¿Trabaja con la celeridad que todos queremos? ¿Con la independencia que algunos proponemos y deseamos? Y seguramente, no; no en la magnitud de lo que uno esperaría. Pero, creo que en términos relativos a lo que sucede en otros lugares del país, creo que la Justicia está funcionando.

-La semana pasada se aprobó el Presupuesto provincial para el año próximo. Y la partida presupuestaria para el Ministerio Público Fiscal tiene un 50 por ciento menos de lo que pidió la Procuración General. No se escuchó a ningún diputado ni senador de la oposición hacer una denuncia al respecto. Es un 50 por ciento menos en una economía con contexto de alta inflación. Y estas son algunas de las cosas que colisionan con lo que usted expresa.
-Por supuesto que la Justicia tiene que tener los recursos para actuar de manera independiente. Y una Justicia que permanentemente tiene que solicitarle recursos al Ejecutivo, eso podría condicionar su accionar y su conducta y claramente no debería pasar.
-¿Cuánto le exigirá a usted a sus legisladores de lo que queda del mandato de Bordet para que estén más atento a esas situaciones?
-No son mis legisladores. Sí, de hecho, converso con ellos. Conversamos y sé que ellos hicieron un análisis muy pormenorizado del Presupuesto, planteando sus críticas, a sabiendas que tenemos una clara minoría en la Cámara de Diputados y, por supuesto, mucho peor aún en el Senado. El Ejecutivo provincial puede tener el presupuesto que quiera porque tiene amplias mayorías para que eso suceda. Nosotros lo que hicimos fue plantear algunos cambios que, por suerte, se pudieron conseguir. Y muchas de las cosas que planeamos no las conseguimos. Insisto, el presupuesto siempre sale con el voto del oficialismo porque tiene una amplia mayoría en ambas Cámaras.

-Cómo siguió el proceso irregular de la destitución de la fiscal Cecilia Goyeneche.
-Entiendo que el caso de la fiscal está en la Corte Suprema de Justicia y la Corte tiene la obligación de expedirse. Y esperamos que sea lo más pronto posible.

-Cómo observó el proyecto de reforma del Código Procesal Penal que impulsó la propia Sala Pena del Superior de Justicia. Y que está destinado a darle cierta impunidad a Sergio Urribarri en otras causas y limitar las investigaciones por delitos de corrupción.
-Eso todavía está por verse. Hay que ver cómo termina esa película. Eso no necesariamente será de esa manera. Espero que podamos consensuar con el oficialismo el mejor Código Procesal Penal para la provincia. No solo para los delitos de corrupción. A veces, desde la política o desde los medios circunscribimos el problema de la Justicia a un problema de la corrupción vinculado a la política. Y para la ciudadanía el mal funcionamiento de la Justicia tiene amplias implicancias en la vida diaria, en la vida de todos los días y que van mucho más allá que los políticos corruptos o la dirigencia en general corrupta sea juzgada y condenada.

-¿Por qué cree que en Entre Ríos las personas no se movilizan contra la corrupción? ¿Será porque no le cree a la dirigencia? ¿Por qué no le cree a la Justicia? ¿Sentirán que es una batalla perdida?
-No creo que no se movilicen contra la corrupción. Nosotros que claramente planteamos valores vinculados con la ética pública, la independencia de los Poderes, la defensa de la República; hemos ganado la última elección por una diferencia importante y esa es una forma por la cual la sociedad también se manifiesta a través del voto. Me parece que en general el pueblo entrerriano, es muy consciente del daño que hace la corrupción a su calidad de vida, a las restricciones que pone al progreso de todos sus habitantes. Creo que, a eso la sociedad lo tiene perfectamente claro.

Contratos en la Legislatura

-Todos los años, incluso actualmente; desde que Urribarri presidía la Cámara de Diputados, la Legislatura reclamaba partidas al Ejecutivo que éste transfería y una vez obtenidos esos recursos, se aumentaba la partida para contratos. Es decir, pese a la voluminosa causa conocida como “los contratos truchos” y que determinó un desvío de más de 50 millones de dólares; los contratos siguieron creciendo en la Legislatura entrerriana. Y nadie sabe por qué ni para qué.
-Me parece vergonzoso que esto ocurra de esta manera. Permanentemente, planteo que la política no tiene que meterse en la Justicia. Que politizar a la Justicia le hace daño a la República y a la independencia de los Poderes, que termina siempre condicionando el accionar de los jueces. A mí nunca me van a escuchar opinando sobre un fallo judicial, me guste o no. Porque de alguna manera estoy condicionando o puedo condicionar la independencia de un Poder de la República. Esto es otra cosa. Acá no estamos planteando la causa de los contratos. Acá estamos planteando qué hacemos con esos recursos que se ha probado, se han desviado para otra cosa. Y sigue funcionando de la misma manera. Eso es lo que nos debería dar vergüenza. Evidentemente, la Legislatura funcionó de una manera sin esos recursos, porque no iban a financiar tareas vinculantes para el trabajo legislativo. En consecuencia, hay que cortar con eso: con los gastos vinculados con los privilegios y en este caso con hechos de corrupción, sí sí, tenemos que cortarlo.

Estructura del Estado provincial

-¿En caso de ser gobernador, qué hará con los Ministerios?
-No me parece que la cantidad de Ministerio que tiene la Provincia de Entre Ríos sea un problema. Es una cantidad acotada.

-Antes había un Ministerio de Producción.
-La producción es importante para un espacio como el nuestro que, apuesta por el trabajo, por las Pymes, por los comerciantes, las empresas; obviamente tener un Ministerio de Producción es importante.

La interna

-A nivel nacional con quién se siente mejor: con Mauricio Macri, con Patricia Bullrich, con Horacio Rodríguez Larreta.
-Me parece muy importante para el espacio político al que pertenezco y que es Juntos por el Cambio; a diferencia de lo que ocurría en el 2015, haya no menos de cuatro o cinco candidatos de peso que puedan llegar a disputar el liderazgo del espacio y la presidencia de la Nación. Me parece que eso habla a las claras de un avance en nuestra coalición. Espero que hayamos aprendidos de algunos errores que hemos cometido. Por ejemplo, el no funcionar como una verdadera coalición de gobierno. Espero que eso se haya aprendido y el próximo gobierno de Juntos por el Cambio sea una verdadera coalición de gobierno. Para eso, no es un requisito indispensable, pero sé que ayuda, que la discusión de las primarias no sea una discusión de partidos políticos; que lo que se discuta en las primarias no sea qué partido prevalece dentro de la coalición. En la primaria lo que se vota es quiénes de nosotros representamos mejor nuestros valores y nuestras ideas; y quién está mejor capacitado circunstancialmente para ganarle al adversario político tanto a nivel nacional como provincial. Eso es lo que hay que discutir. Y creo que esa es una buena forma de avanzar hacia un gobierno de coalición y que creo necesita la Argentina.

-Según una encuesta que maneja el gobierno provincial, usted bajó entre 4-5 puntos, ¿cuánto le preocupa eso? Ustedes van a ir sí o sí a unas PASO, usted contra Pedro Galimberti. Mientras que en el peronismo todo indica que Bordet será quién decidirá el candidato a gobernador y vice.
-No me preocupa nada, como tampoco le preocupa al 99 por ciento de los televidentes del programa. No estoy mirando encuestas todos los días y de hecho tampoco tengo recursos para financiarlas. Y la verdad es que ni las miro. Tampoco me preocupan las internas. No creo que sea un tema relevante. Ya llegará el momento en que haya un calendario electoral en marcha; ya tenemos las fechas de la elección y eso es un avance porque da previsibilidad. Y en su momento se definirá quiénes serán los candidatos, si habrá o no internas; no creo que eso sea tan relevante para la gente. Me parece que la política está escuchando muy poco a la ciudadanía y la ciudadanía no quiere dedicarle mucho tiempo ni energía a estas cuestiones tan vinculadas con la agenda de la política. Pero, sí quiere que los políticos estemos dedicando gran parte de nuestro tiempo y nuestra energía en resolver los problemas que sufren los argentinos desde hace muchísimo tiempo; no solo en los últimos 20 años que nos gobierna un mismo signo político en la provincia y donde a nivel nacional casi gobernaron el 75 por ciento de ese tiempo. Me estoy refiriendo que tenemos los mismos problemas, agravados, desde la recuperación de la democracia a esta parte. Entonces tenemos que hacer un mea culpa y parte de esa mea culpa, de ese ejercicio de introspección y de autocrítica pasa por hablar de los problemas de la gente y no como hacemos asiduamente de los problemas de los políticos.

Diálogo político

-¿Cuánto habla con Bordet?
-Suelo hablar con Bordet. Lo hago telefónicamente y a veces cuando coincidimos personalmente. Pero, no debería sorprender eso en una democracia, que dirigentes de los dos principales espacios gobernables debería ser lo normal. Y eso no debería sorprender.
-Pero, en el oficialismo no quieren reconocer esos encuentros.
-Yo no miento. Me parece normal que dos dirigentes políticos, de los principales espacios políticos se reúnan, aunque sea esporádicamente o hablen de los problemas de la provincia, debería ser lo más normal del mundo. Yo apuesto a una Argentina donde el diálogo no sea la excepción sino la norma.

-¿Y con Enrique Cresto o Adán Bahl también ha hablado en los últimos tiempos?
-Sí, también he hablado por teléfono o le envíe mensajes, no recuerdo puntualmente. Yo tengo relación política y en algunos casos personal con otros políticos y no voy a cambiar; no voy a cambiar mi forma de pensar sobre el otro porque nos enfrentamos electoralmente. He dicho que cuando fui ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda pudimos hacer muchas cosas en Entre Ríos, para los entrerrianos; porque trabajamos también con el gobernador y con los intendentes. Y si no hubiera existido ese trabajo en conjunto no hubiéramos podido resolver muchos de los problemas que pudimos resolver. No solo en las obras públicas, sino también en las finanzas provinciales en general. Para resolver los problemas de la gente, el Poder Ejecutivo tiene que trabajar en equipo con la Nación y la Provincia y los Municipios. Yo apuesto a eso y ojalá lo podamos hacer también en el 2023, porque creo que vamos a gobernar la Nación, la Provincia y también creo mayoría de los municipios de Entre Ríos.

Fuente: Análisis Digital.

 

COMPARTIR:

Comentarios