30 de mayo de 2017
29/05/2017: Brasil: aparece un candidato distinto
El alcalde de San Pablo, Joao Doria, no pertenece a la clase política y por ello podría tener un futuro estelar.
Joao Doria, un millonario que de pronto, en octubre pasado, saltó a la arena política y se impuso en una histórica elección municipal.

Mientras la mayor parte de la clase política brasileña luce lamentablemente manchada por una gigantesca ola de corrupción que incluye al propio presidente, en la gigantesca ciudad de San Pablo trabaja, como alcalde de la misma, un hombre distinto. Que no pertenece a la clase política y que, por ello podría tener un futuro bien interesante.

Me refiero a Joao Doria, un millonario que de pronto, en octubre pasado, saltó a la arena política y se impuso en una histórica elección municipal. Es un maniático del trabajo que tiene dos objetivos de corto plazo, poder utilizar en la administración pública las técnicas de gestión que son las habituales del sector privado y desterrar la corrupción, que en Brasil es una epidemia.

Sostiene constantemente que no es un político, sino un administrador. Pero lo cierto es que el naufragio de los políticos tradicionales lo ha colocado en el centro mismo del escenario brasileño de cara a las próximas elecciones presidenciales de un país agobiado y exhausto por nada menos que trece años de incompetentes y demagógicos gobiernos de izquierda.
 
DESESTATIZAR

Para alcanzar la alcaidía de San Pablo, Doria prometió desestatizar su administración, privatizar servicios, vender activos municipales innecesarios y asociar al capital privado en distintos proyectos que tienen que ver con la administración municipal. Sostiene, no sin razón, que no tiene realmente sentido que un gobierno municipal sea el dueño del autódromo que se utiliza para las carreras de Fórmula Uno, así como de las instalaciones requeridas para la celebración del carnaval. Y es así.

Sus propuestas no se agotan en eso e incluyen la rápida privatización de los 20 cementerios que existen en la ciudad de San Pablo. Más importante aún, insiste en modernizar el vetusto sistema de salud de la ciudad, para lo cual anuncia diversas contrataciones con los hospitales privados.

Doria, sin embargo, no es un total extraño en el mundo de la política. En primer lugar, porque la política está en su ADN, desde que su padre fuera miembro del Congreso brasileño. Y luego porque él mismo está afiliado al partido de centroderecha: PSDB.

De alguna manera está iniciando su carrera política por el mismo andarivel que en su momento recorriera el presidente argentino Mauricio Macri. A la manera del millonario norteamericano Michael Bloomberg, ha decidido hacer un paréntesis en la gestión de su imperio empresario y dedicar algún tiempo a la política. Enemigo del graffiti que es habitual en los frentes de muchos edificios públicos brasileños, Doria concentra sus propuestas en proyectos que tienen que ver con el arte, incluyendo el de la pintura callejera.

AMENAZADO

En su gestión está -como otros- siendo objeto de amenazas violentas que se difunden desde las redes sociales, con propósitos intimidatorios. A ellas responde con investigaciones técnicas con las que procura identificar a los responsables de las amenazas de modo que asuman la responsabilidad que por ellas les corresponde.

Por el momento Joao Doria luce como el único candidato capaz de enfrentar en las próximas elecciones presidenciales al ex presidente Lula da Silva, hoy asediado por acusaciones de corrupción que curiosamente no lo han desalojado del tope de las preferencias electorales de los votantes brasileños, para muchos de los cuales aparentemente la corrupción de la clase política no debe necesariamente tenerse como un estigma excluyente. Lo que es todo un tema. Que no es exclusivo del Brasil. En nuestro propio país hay por lo menos una cuarta parte del electorado que parece no conmoverse con la enorme corrupción que caracterizara a las gestiones de los gobiernos kirchneristas. Como no había sucedido nunca en la historia, por su profundidad y dimensión.

Hasta ahora, Joao Doria mantiene una posición bastante sobria y prudente sobre su futuro, en la que privilegia la gestión municipal de San Pablo por sobre una posible candidatura presidencial, el año que viene.

Lo cierto es que es todavía demasiado temprano para ponerse el traje de candidato a presidente en un país políticamente dislocado. Y que el mejor trampolín para una eventual campaña presidencial es el que puede derivar de poder mostrar una gestión brillante en la ciudad más poblada de todo Brasil, lo que no es un imposible. 

Joao Doria es -queda visto- la definición misma del outsider. No tiene problemas económicos y, por lo tanto, luce como uno de los candidatos hoy más atractivos a la luz de las difíciles circunstancias actuales de su país, enterrado en la corrupción.
 
TRASCENDENTE 

Brasil no puede ser ignorado. Desde luego por nosotros, desde que es nuestro principal socio comercial. Pero tampoco por el mundo, puesto que hablamos del más grande exportador de carne roja, jugo de naranja, azúcar, café y mineral de hierro, entre otras cosas. Duele entonces que los cuatro últimos presidentes estén siendo investigados por corrupción, así como la tercera parte de su Senado y el 10% de su Cámara de Diputados.

Brasil tiene una importante clase media que emergió a comienzos del siglo en curso. Hablamos de prácticamente la mitad de su población, que es la que hoy está exigiendo mejores servicios públicos, más trasparencia y limpieza sin nepotismos a la clase política. Esas exigencias se han transformado en constantes desde el 2013, cuando millones de brasileños salieron a las calles para protestar contra el gasto público dedicado a la Copa del Mundo de 2014, cuando Brasil todavía debe resolver el enorme problema que supone su pobreza, particularmente en el noreste del país. En sus protestas apuntaron a la clase política, como hemos dicho inmersa en un enorme pantano de corrupción. 

Brasil necesita reformas de fondo, empezando por su sistema jubilatorio que hoy permite a sus ciudadanos jubilarse con poco más de 50 años. Por esto el gobierno propone aumentar la edad de retiro para los varones, a 65 años, y para las mujeres a 62 años. A lo que agrega reducir los subsidios, particularmente en materia de créditos excesivamente blandos, abrir el sector energético a la inversión externa y concesionar sus autopistas y aeropuertos. La receta es conocida y puede tener éxito. Pero puede también generar aún más corrupción que la actual. Por esto a la crisis de legitimidad que afecta al presidente Temer se agrega asimismo una crisis de confianza que parece afectar a toda la clase política. Brasil tendrá elecciones presidenciales el año próximo, pero ante las crecientes complicaciones políticas que lo afectan, el año próximo de pronto luce demasiado distante.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

LA RADIO EN VIVO

   

EL CLIMA EN CONCORDIA

32.8°C

Soleado

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
57.90
62.90

 

HORÓSCOPO

 
Aries
ARIES (del 21 de marzo al 20 de abril)

Enfrentarás una serie de inconvenientes durante la primera mitad de la jornada, pero lograrás superarlos sin problema. No encontrarás en tu pareja el apoyo que anhelabas. Mantente sereno y no entres en conflictos a causa de ello. Deberás iniciar la jornada laboral desde muy temprano en la mañana si pretendes adelantar todo el trabajo pendiente.Sugerencia: No puedes dejar que te intimiden a cada paso de la vida que das, es imperativo que aprendas a defender tus ideales debidamente.

 


FM Cosmos - 90.1 - Concordia - Entre Rios - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet