INTERNACIONAL

28 de julio de 2017

28/07/2017: La NASA trabaja en un avión supersónico para pasajeros

La NASA ha diseñado un aviónsupersónico que pretende reducir el tiempo de vuelo para los pasajeros internacionales, con un diseño que por encima de todo estaría enfocado a disminuir el ruido que produce. El objetivo está claro: quieren conseguir que este nuevo avión sea más silencioso que el Concorde.

Desde agosto de 2016, la NASA lleva buscando ofertas por parte de los fabricantes de aeronaves para poder llevar su diseño al mundo real completamente funcional. La agencia espacial tiene un presupuesto de 400 millones de dólares para cubrir los gastos del proyecto durante los próximos 5 años. El plan es crear un avión capaz de ser comercializado que pueda hacer crecer la demanda para los transportes aéreos de alta velocidad.

El avión es el resultado del programa X-Plane de la NASA, también llamado dentro de la agencia QueSST (Quiet Supersonic Transport). El objetivo era solucionar el problema del anterior aviónsupersónico de pasajeros: El Concorde.

¿Qué es el Concorde?

Para los que no conozcan el Concorde, fue un modelo de avión supersónico que dejo de volar en 2003. Esta maravilla de la ingeniería era capaz de alcanzar una velocidad de crucero de hasta Mach 2,04 (2.180 Km/h), lo que le permitía cruzar el Atlántico en tres horas, una barbaridad.

La retirada de este modelo estuvo condicionada por varios motivos. En el año 2000, una de las unidades de la compañía Air France tuvo un accidente que causó la muerte de 100 pasajeros y 9 miembros de la tripulación. Esta suele ser la razón que se da para justificar su retirada definitiva, pero se tuvo en cuenta otras dos más: su mantenimiento era carísimo y, dado que durante los vuelos rompía la barrera del sonido, hacía un ruido enorme. Esto obligó al Concorde a no alcanzar velocidades supersónicas mientras sobrevolara zonas pobladas y como podéis imaginar, reducía mucho su productividad.

Sigue de cerca la carrera espacial de SpaceX

El proyecto de la NASA

Blake Scholl, uno de los responsables del proyecto, declaraba a principios de año "uno de los desafíos más grandes, si queremos llegar al mercado, es reducir el ruido generado por el motor. Este ruido tiene que estar dentro de los limites creados por las regulaciones de los vuelos supersónicos en zonas pobladas. Una vez esto esté solucionado se podrán ir añadiendo rutas diferentes.

 

El diseño de la NASA tiene como objetivo llegar a unos niveles de sonido similares a cuando escuchas un coche de alta gama en la autopista, concretamente unos 60 decibelios. Si tenemos en cuenta que el Concorde generaba hasta 90, la diferencia es importante.

La NASAenseñó los planos de la nave supersónica en junio de 2017. El prototipo medirá unos 28 metros de longitud y podrá ser usado por un solo piloto, pero de cara al futuro el diseño puede ser modificado para adaptarlo a la forma de un avión de pasajeros de gran tamaño.

  •  

COMPARTIR:

Comentarios