Viernes 27 de Noviembre de 2020

  • 25º
  • Soleado

ALLANAMIENTO

17 de noviembre de 2017

17/11/2017: Allanan las casas de De Vido y Baratta en la causa por la compra de gas licuado

El juez federal Claudio Bonadio ordenó los procedimientos tras la declaración de una testigo que comprometió a Baratta y aportó datos en la causa.

El juez federal Claudio Bonadio allanó hoy domicilios del detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido y de su ex número dos, Roberto Baratta, también preso en la causa por la compra de buques de gas licuado, en la que ya están procesados. 

El magistrado ordenó los procedimientos tras la declaración de una testigo que comprometió a Baratta y aportó datos en la causa, explicaron fuentes judiciales.

Los allanamientos se realizaron en el departamento en que vivía De Vido hasta que fue detenido, sobre avenida del Libertador, en su chacra Puerto Panal de Zárate y también en propiedades que serían de Baratta.

Baratta era subsecretario de Coordinación y Gestión en el ministerio que condujo De Vido durante el kirchnerismo y fue procesado junto con su ex jefe con prisión preventiva por supuesta "defraudación a la administración pública" a raíz del presunto pago de sobreprecios en compras de barcos con GNL y otros delitos.

El juez buscaba documentación para la causa, como dinero en efectivo y soportes informáticos, y, además, corroborar dichos de una testigo que complicó la situación de Baratta.

Bonadio ordenó allanar el departamento del barrio porteño de Belgrano, que es de su propiedad, y, además, una casa en un barrio privado que según la testigo le pertenecería. 

La testigo es una ex pareja de un chofer de Baratta que dio cuenta de movimientos que el empleado hizo en relación a traslados del ex funcionario, y aludió a "bolsos con dinero" y "cuevas" financieras, según dijeron fuentes judiciales.

La mujer aludió además a propiedades que el chofer habría comprado desde que comenzó a trabajar para Baratta en la ciudad de Buenos Aires, en el conurbano y en el interior del país.

Por su parte, el abogado de De Vido, Maximiilano Rusconi, se presentó en el juzgado de Bonadio para solicitar que no le secuestren el teléfono celular a Alessandra Minicielli, la esposa del ex ministro detenido, que se encontraba en el departamento de avenida del Libertador al momento del allanamiento, argumentando que es abogada y que lo utiliza para su vida profesional.

En el marco del allanamiento, la esposa de De Vido se negó a entregar el celular a los efectivos de la Policía de la ciudad que realizaban el operativo en su domicilio.

El juez ya procesó con prisión preventiva a De Vido y Baratta en la causa por la compra de buques de gas licuado y la sala I de la Cámara Federal porteña rechazó la semana pasada sus pedidos de excarcelación.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios