Jueves 26 de Noviembre de 2020

  • 17.8º
  • Nublado

GOBIERNO DE ENTRE RIOS

19 de diciembre de 2017

19/12/2017: Con un mensaje de paz, el cierre de la Fiesta de las Luces reunió a la comunidad en Casa de Gobierno

El gobierno provincial acompañó la celebración de la última noche de Januca, con una ceremonia que se realizó en el patio central de Casa de Gobierno.

"Hoy más que nunca nuestro país necesita esta mirada de poder compartir”, dijo el presidente de la DAIA Paraná, Diego Dlugovitzky a quien acompañó el el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari.

"Estamos muy contentos de poder hacer la celebración en la Casa de la Gobierno y le agradecemos al gobernador Gustavo Bordet por poder compartir en este espacio público esta festividad con los vecinos de toda la provincia", resaltó Dlugovitzky. "Hoy más que nunca nuestro país necesita esta mirada de poder compartir y que las diferencias nos pueden engrandecer y no dividir. Esto que nos distingue es lo que nos complementa y nos hace mejores personas", reflexionó.

La celebración encabezada por el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Paraná, Diego Dlugovitzky, contó con la presencia del ministro de Planeamiento, Luis Benedetto, en representación del gobernador Gustavo Bordet; el subsecretario de Relaciones Institucionales e Internacionales de la Gobernación, Sergio Reggi; autoridades de la Asociación Israelita de Paraná; y la viceintendenta de la ciudad, Josefina Etienot, así como integrantes de la comunidad judía.

Sobre la celebración de Januca

Diego Dlugovitzky explicó que “la celebración de Januca responde al milagro ocurrido cuando los judíos retornan al Templo luego de varios siglos de dominación por el imperio helénico. Los helenos realizaron ceremonias paganas en el lugar con rituales que iban en contra del judaísmo. Los macabeos entonces organizan una revuelta que triunfa y pueden reconquistar el Templo para volver a hacerlo un lugar sagrado. Y en el Templo siempre debía haber una luz, una llama encendida, y se encontraron con que el aceite para alumbrar sólo alcanzaba a un sólo día. Fabricar un nuevo aceite les iba a llevar ocho días. Allí ocurre el milagro de que esta llama duró los ocho días hasta que pudieron fabricar el nuevo aceite. Por eso se enciende una vela por cada noche y hoy es la última noche”.

Durante la conmemoración fueron encendidas las ocho velas: la primera, el ministro Benedetto junto a Reggi; la segunda el padre Germán Brussa y monseñor Juan Alberto Puigarri; la tercera Josefina Etienot; la cuarta, mujeres de la comunidad judía; la quinta, el jefe de la Policía de la provincia, comisario general Gustavo Maslein y el jefe comisario principal Mario Celis; la sexta, la familia de Germán Guglieri; la séptima directivos y ex autoridades de la Asociación Israelita; y la octava, Anita Szrajber, hija de sobrevivientes de la Shoá.

Al cerrar, envió un mensaje a la comunidad: "Hay que creer en los milagros, hay que tener fe y hay que trabajar para que esos milagros ocurran. Nosotros con pequeñas acciones podemos generar pequeños milagros".

Por su parte el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puigarri, desatacó: "En diciembre coinciden la fiesta de la luz de nuestros hermanos de la comunidad judía con nuestra Navidad. Esta luz que es pequeña pero que tiene el destino de iluminar y cambiar el mundo”. Que "cada uno sea capaz de iluminar un poquito este mundo y pido la gracia de que Dios nos conceda a los argentinos la gracia de la reconciliación, la paz y la no violencia", resumió.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios