Domingo 29 de Noviembre de 2020

26.1°

EL CLIMA EN CONCORDIA

ACTUALIDAD

21 de diciembre de 2017

21/12/2017: La provincia de Buenos Aires concentra el 98% de los llamados por intentos de suicidio de adolescentes

La Plata - La provincia de Buenos Aires concentra el 98% de los llamados por intentos de suicidio de adolescentes de todo el país, según cifras del Hospital de Niños de La Plata, desde donde advirtieron hoy que pese a la nueva ley que propone la prevención y atención de víctimas fallan las políticas sanitarias en la contención de ese flagelo.

Registros del Hospital pediátrico Sor María Ludovica reportan que desde Buenos Aires partieron entre agosto y septiembre de 2017 el 98% de los llamados por consultas a raíz de niños de entre 12 y 17 años que atentaron contra sus vidas.

"Hace años venimos notando el aumento lento pero progresivo en el número de intentos de suicidio en adolescentes", aseguró la doctora Adriana Aguirre Céliz, jefa del Servicio de Toxicología Pediátrico provincial, que recibe llamados de todo el país a través de una línea gratuita para asesoramiento (0-800-333-1133).

Las cifras de 2015 indican que ese año 2.216 niños y niñas quisieron quitarse la vida, de los cuales el 94% utilizando psicofármacos, y que un 69% fueron mujeres y 31% varones.

Del total de llamados realizados por familiares o médicos de otras instituciones, el 97% provino aquel año de la provincia de Buenos Aires.

Pero en 2017 además de aumentar el número de consultas desde partidos bonaerenses, se recibieron un promedio de 6 llamados diarios por intentos de suicidio infantil.

La cifras son alarmantes y están en sintonía con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que colocan a Argentina como el tercer país de América Latina con la tasa de suicidios más alta. 

La licenciada Sonia Almada, organizadora del primer Congreso de Violencias hacia la Infancia y Adolescencia, dijo que "estamos ante una verdadera epidemia de violencia contra los niños, niñas y adolescentes" y observó que "hay pruebas sobre la relación entre el abuso infantil y el riesgo de suicidio en la adolescencia".

"Los niños que sufren violencia tienen un mayor riesgo de padecer dolor crónico, mayor consumo de sustancias tóxicas como drogas y alcohol, depresión e intentos de suicidio", afirmó la experta, que remarcó como causas "abandono familiar, abuso sexual y maltrato, violencia doméstica, desamparo social, violencia institucional y trastornos psiquiátricos".

Para Aguirre Céliz, entre los factores que explican el aumento de las cifras está "la falta de empleo, angustia de los padres o la ausencia de padres, y el bullying del colegio".

La especialista relató uno de los casos más complicados que tuvo que enfrentar hace 4 años, cuando una nena entró a terapia intensiva tras dispararse un tiro con el arma reglamentaria del papá.

"Su padre había perdido trabajo y lo escuchó llorar, por eso quiso matarse", recordó.

El número de pedidos de ayuda se incrementa en Navidad y Fin de año. "Siempre en fechas de reuniones familiares las consultas aumentan, al igual que en el invierno y en los fines de semana, cuando hay picos", comentó Aguirre Céliz.

"Hay chicos que consumen medicamentos que consiguen generalmente en su casa, con una clara intención de quitarse la vida", detalló la jefa del Servicio de Toxicología Pediátrico, quien apuntó a las deudas que tiene en el tema el sistema de Salud. "Las políticas sanitarias no logran contener a los chicos que consumen esas sustancias, no hay contención familiar ni médica".

Aunque desde el Estado existen herramientas para disminuir la incidencia del suicidio, los especialistas dicen que no alcanzan.

"En Provincia no teníamos entidades para lograr una capacitación en temas de adicciones y recién este año podríamos tener un espacio para chicos que llegan con estos cuadros y viven en la calle", explicó la médica, que sostuvo que debe apuntarse a una tarea "multidisciplinaria" con participación de los servicios de Salud Mental, Social y de Niñez y Adolescencia para "contener al niño que llega en situación límite".

La legislatura bonaerense aprobó el mes pasado la adhesión a la Ley 27.130 denominada "ley de suicidio" que busca prevenir y fomentar la capacitación profesional en la detección y atención de personas en riesgo de suicidio y asistencia a las familias de víctimas.

La diputada Alejandra Lorden, autora del proyecto, explicó que la urgencia de esta norma radica en "visibilizar un problema que lo tenemos inclusive en zonas endémicas".

Lorden explicó que recién a partir de 2015 se empezó con las estadísticas , las que remarcó como "fundamentales para hacer un diagnóstico" y subrayó que el Estado "debe promover convenios con otras jurisdicciones para que se pueda coordinar acciones".

"Todavía no hay una autoridad de aplicación, pero hay que trabajar con el objetivo de disminuir la prevalencia del suicidio y para eso se tiene que trabajar en prevención, con un abordaje interdisciplinario", indicó la legisladora de Cambiemos.

COMPARTIR:

Comentarios